26/2/12

SASÉ












Sasé es posiblemente uno de los pueblos deshabitados más bellos y agradecidos de visitar de toda la provincia de Huesca. Se sitúa a 1205 metros de altitud en pleno corazón del valle de La Solana. 
El pueblo se orienta hacia el este; está bellamente ubicado sobre la ladera del barranco de Santiago, en una zona repleta de pino de repoblación. 
Hasta Sasé llegaremos mediante un sendero PR que nace en las inmediaciones de Fiscal, no hay pérdida. A un ritmo medio no cuesta más de 90 minutos, tras una buena subida, eso sí.
Estamos ante uno de los pueblos (junto a Burgasé) más importantes del valle de La Solana. A mediados del pasado siglo XX contaba con once casas abiertas, gran parte de ellas estaban situadas a lo largo de la calle de San Juan. Anteriormente Sasé había llegado a tener una veintena de casas y llegó a rebasar los 140 habitantes.
En Sasé podemos apreciar magníficos ejemplares de viviendas típicas pirenaicas, la mayoría son de grandes dimensiones; especialmente bellas son las que se concentran alrededor de la iglesia parroquial.  Destacan las chimeneas y las portadas doveladas y adinteladas de sus viviendas, os dejo imágenes de algunas de ellas.
La iglesia de San Juan Bautista es su edificio más destacado, su torre campanario es faro y emblema del valle de La Solana. Es un templo de origen románico (s. XII), aunque fue muy transformado en los siglos posteriores, especialmente en el XVI. Destaca su preciosa y alargada torre campanario, el bellísimo suelo empedrado de la nave (hoy cubierto por excrementos de vaca) y un crismón trinitario de 6 brazos que hay en la portada de entrada, lado Sur. Es un edificio de tres naves con triple cabecera recta, con dos capillas laterales en el lado norte y una en el lado sur. La iglesia es precisamente uno de los edificios mejor conservados de Sasé
Otros edificios de interés son la escuela (construida junto a la iglesia) y la ermita de Santiago, esta última situada a las afueras del pueblo. Ambas construcciones se encuentran arruinadas.  


Sasé estuvo de actualidad a finales de las década de los noventa por unos tristes hechos que ocurrieron por aquellas fechas.
Exactamente fueron los días 23 y 24 de octubre de 1997, cuando agentes de la Guardia Civil atendiendo a una orden del Juzgado de Instrucción de Boltaña, procedieron al desalojo de Sasé.
El núcleo, propiedad del Gobierno de Aragón estaba habitado desde enero de 1996 por sesenta personas, todos ellos miembros del colectivo "Colores".
Nueve personas fueron detenidas y acusadas de presuntos delitos de resistencia, desobediencia y daños. Al final, ocho de esas nueve personas fueron absueltas y la novena fue condenada a un año de cárcel por golpear con una piedra a una agente de la Guardia Civil.


Fotografía 1; Llegada a Sase  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Iglesia de San Juan Bautista (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Torre campanario  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Crismón trinitario (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Escuela (Cristian Laglera)
Fotografía 6; Enorme vivienda (Cristian Laglera)
Fotografía 7; Magníficas chimeneas (M.A. Maroto)
Fotografía 8: Casa Ambrosio (Cristian Laglera)
Fotografía 9; Dintel de Casa Chusé (Cristian Laglera)