12/4/14

SAN AVENTÍN









San Aventín es otra de las muchas pequeñas aldeas despobladas que encontramos en La Ribagorza.
Originalmente fue un lugar de una sola vivienda, llamada casa San Aventín, que pertenecía a una importante familia ribagorzana. Durante los siglos XIX y XX el caserío se amplió, llegando a tener un máximo de tres casas abiertas.
Destaca la vivienda principal, el único edificio del núcleo que se mantiene en condiciones dignas. Da la impresión de recibir visitas frecuentes, pues tiene un pequeño jardín en su lado oeste cerrado con una verja metálica y bien conservado.
Actualmente el pueblo se encuentra deshabitado, aunque todavía son trabajados algunos de sus huertos y tierras colindantes.
Su edificio más destacado es la iglesia parroquial, templo de origen Románico (aunque muy transformado) de mediados del Siglo XII.
Consta de una sola nave finalizada en ábside poligonal reedificado durante el Siglo XVI. En la puerta de acceso se encontraba un crismón trinitario de siete brazos lamentablemente desaparecido.
El estado de la iglesia solo puede catalogarse como deplorable, un hundimiento de su cubierta parece inminente. La intuición me hizo tomar las fotografías interiores rápidamente y salir.
Llegaremos hasta San Aventín por medio de una pista de 2.3 kilómetros que tomaremos unos metros después del desvío a Villacarli, pista preferiblemente transitable con vehículo todoterreno.

Fotografía 1; San Aventín, aproximación desde la pista (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Llegada al núcleo (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Iglesia parroquial (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Cabecera (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Vista sur (Cristian Laglera)
Fotografía 6; Viejo buzón (Cristian Laglera)

1/4/14

DESPOBLADOS DE HUESCA TOMO I (RIBAGORZA Y LITERA)


Ya está disponible el primero de tres tomos que voy a publicar con la Editorial Pirineo sobre los despoblados de nuestra provincia. El libro encierra nueve años de trabajo de campo y de documentación, un trabajo para el que han sido necesarias cientos de caminatas por el Pirineo y más de 70.000 imágenes realizadas. El primer tomo está centrado en lo que he denominado el Pirineo oriental, que abarca las comarcas de La Ribagorza y La Litera. Es un estudio de 68 despoblados de las dos comarcas que incluye: Accesos, coordenadas, nombres de todas las casas, descripciones de las iglesias y ermitas, primeras citas documentales, fiestas, censos y más de 250 fotografías de todos estos pueblos. Además he contado con el privilegio de ser prologado por Antonio García Omedes, que también ha colaborado con algunas imágenes de algunos despoblados, al igual que también han colaborado amablemente otros amigos con sus fotografias. Cada imagen del libro va acompañada de una pequeña descripción, del nombre del autor y por su puesto del año de la toma, muy importante cuando hablamos de pueblos en ruina. Evidentemente la gran mayoría de las imágenes del libro son inéditas, no aparecen en la página Web.  www.editorialpirineo.com

24/3/14

CASAS DE SAN ROMÁN







Aprovecho unas imagenes que amablemente me ha enviado Francisco Martí para dar a conocer el despoblado de San Román.
Estamos ante un desconocido caserío Ribagorzano dividido en dos núcleos o barrios (Alto y Bajo) situado en una zona conocida como el Tozal Lino. Desde San Román disfrutaremos de unas magníficas vistas de Roda de Isábena y del omnipresente Turbón.
El barrio Alto cuenta con dos viviendas y el Bajo con una, precisamente las viviendas son las edificaciones que se mantienen en mejor estado de todo el conjunto.
Junto a las viviendas encontramos las correspondientes e inseparables edificaciones de apoyo: bordas, pajares y demás edificios auxiliares todos ellos en estado de ruina.
También merecen mención las ruinas (antes de llegar a San Román de Arriba) de un edificio aislado que como mínimo tenía dos plantas. 
En algunos viejos documentos aparece documentada una pequeña capilla de la que actualmente parece que no queda ni rastro. De esta capilla aún fotografió unas piedras Gavín en el año 1977.
El acceso lo realizaremos por una pista de algo más de dos kilómetros que sale justo enfrente de la casa de La Colomina, pista solo apta para vehículo todoterreno.

Fotografía 1; San Román de Arriba (Francisco Martí)
Fotografía 2; Vivienda uno de San Román de Arriba (Francisco Martí)
Fotografía 3; Vivienda dos de san Román de Arriba (Francisco Martí)
Fotografía 4; San Román de Abajo (Francisco Martí)
Fotografía 5; Magníficas vistas (Francisco Martí)
Fotografía 6; Borda en ruinas de San Román de Abajo (Francisco Martí)