3/12/17

CASA SALLÁN (CASTIGALEU)







Casa Sallán es otra de las viviendas deshabitadas aisladas que encontramos dentro del término de Castigaleu. Se localiza a unos cuatro kilómetros al norte de esta localidad, con acceso por la pista de tierra que conecta Castigaleu con Mont de Roda.
El conjunto está compuesto por la vivienda y sus correspondientes edificios de apoyo, además de una pequeña capilla de la que no he podido averiguar la advocación. 
A pesar de los años de abandono es un lugar muy interesante de visitar, un lugar que nos retrotrae a tiempos pasados con un estilo de vida muy diferente al actual.
La casa tiene tiene buenas dimensiones y un total de tres plantas. Aunque las dovelas de la puerta de acceso han sido expoliadas, en el dintel de una de sus ventanas podemos leer la fecha de 1693; posiblemente sea éste el año de la construcción de la vivienda. 
Otro elemento destacado es el pajar, con sus gruesos pilares centrales. Es junto a la capilla el elemento mejor conservado, situándose unos metros al norte de la casa.
La capilla tiene planta rectangular, con cabecera plana canónicamente orientada. La puerta de acceso dovelada abre a los pies, bajo el campanario de espadaña. Interiormente se cubre con bóveda de cañón y exteriormente con cubierta mixta de losas y teja árabe.


Fotografía 1; Casa Sallán desde la pista de acceso  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Vivienda  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Otra perspectiva diferente  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Capilla  (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Cabecera  (Cristian Laglera)


13/11/17

SAN PIETRO (MASADAS)








Es conocido como "las Masadas de San Pietro" y se sitúan al noroeste de la localidad de Morillo de Sampietro. Se accede por la pista (recientemente restaurada) de acceso a este localidad, con desvío a camino de herradura a la izquierda de la pista cuando ya es visible Morillo de Sampietro.
Se trata de un antiguo despoblado reconvertido en una agrupación de edificios destinados al alojamiento temporal de los agricultores durante sus trabajos en el monte.
Se construyó en un entorno de relieve muy fuerte, aprovechando uno de los pocos lugares llanos existentes en la cabecera del barranco de Morillo. Actualmente el conjunto se halla totalmente devorado por la maleza, siendo muy incómodo desplazarse por su única calle.
A pesar de la maleza se reconocen un par de eras, dos o tres corrales y unos diez edificios que parecen pequeñas bordas y pajares. La mayoría tienen un solo piso, y los que tienen dos son de escasa altura; posiblemente fueran estos últimos los destinados a alojar a los agricultores, ya que la primera planta tiene espacio para instalar un pequeño dormitorio.
Entre tanta ruina y maleza lo más destacado es un dintel monolítico de uno de los pajares en el que además de una gran cruz tallada en el centro, parece que se lee: "PALACIO" y "AÑO 1872".
En un montículo cercano hay restos inéditos de una construcción de la que apenas quedan los arranques de sus muros; sin duda restos mucho más antiguos que las propias "masadas", a los que en otra ocasión dedicaré un reportaje.


Fotografía 1; Las Masadas desde Morillo  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Llegada a San Pietro  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Calle principal  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Edificio cubierto por la maleza  (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Ruina y maleza  (Cristian Laglera)
Fotografía 6; Dintel monolítico  (Cristian Laglera)




27/10/17

LA MORA MARIÑÓS









La Mora Mariñós es un pequeño caserío deshabitado situado en la Sierra de La Mora, a unos tres kilómetros en línea recta al noreste de Lascuarre.
Es accesible por una mala pista de tierra que tomaremos desde la carreterita asfaltada que lleva al mas de Tamarit, solo transitable (y con precaución) con vehículo todoterreno.
Antiguamente estuvo compuesto por tres viviendas: Mariños, Esquerré y Chordá, aunque las dos últimas fueron abandonadas a comienzos del pasado siglo XX, momento en que casa Mariñós se hizo con la totalidad de la aldea.
La vivienda principal es espectacular; consta de dos plantas y puerta de acceso dovelada abierta en su costado norte. Ventanas y balcones abren al sur, para de esta manera poder atrapar la luz solar con más facilidad.
Junto a las viviendas se levantan los correspondientes edificios de apoyo, algunos de ellos todavía en aceptable estado.
También merece mención un enorme aljibe circular situado frente a la casa.
El edificio más destacado que encontramos en La Mora Mariñós es una capilla (con dimensiones de iglesia) dedicada a San Felipe. Es un edificio de nave única encabezada por ábside poligonal, con puerta de acceso al sur. Tiene dos capillas laterales y coro en alto a los pies. Interiormente se cubre con bóveda de cañón apuntada y exteriormente con lajas.


Fotografía 1; La Mora Mariñós   (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Vivienda principal -Mariñós-   (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Puerta dovelada   (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Fachada suroeste   (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Segunda de las viviendas   (Cristian Laglera)
Fotografía 6; Capilla de San Felipe   (Cristian Laglera)
Fotografía 7; Espadaña campanario   (Cristian Laglera)



8/10/17

CABALLERA









Entre Graus y Santaliestra, en la margen derecha del río Ésera, se alza magestuosa la sierra de Campanué enlazando con la del Torón. Allí se sitúa la solitaria localidad de Caballera, accesible por una larga pista de tierra desde el barrio alto de Besians. También se puede llegar desde Troncedo, aunque en mi opinión, esta pista es algo más problemática que la antes citada.
Caballera aparece citado por primera vez en documentos del siglo XI, su nombre aparece ligado al del monasterio de San Martín, situado al norte de la localidad (una hora a pie).
En núcleo está dividido en dos barrios, siendo el más notorio el de la iglesia parroquial (barrio de la Vila).
Precisamente la iglesia está dedicada a Santa Eulalia, fue construida en el siglo XVI. Es un edificio de nave única y planta rectangular de dos tramos, con cabecera recta. Cuenta con dos capillas laterales. Nave, capillas y cabeceras se cubren con bóveda de cañón. Por culpa de la gruesa capa de maleza que la rodea acceder a su interior no es para nada sencillo.
En el barrio de La Vila están las casas de Costa, Llavori, Mariñosa, Rami, Chullá, Piquero, Miguel, Andrés, Plana y la Abadía. Por otro lado, en el barrio de El Sarrau se sitúan las casa de Caseta, Ambrosio, Castillón, El Pastor, Calvera, Lanau, Pepeta, Castelar, Sarradico y Tobeña. 
De entre las viviendas destacaremos casa Castillón. Es un edificio de cuatro plantas, que tiene adosado un bloque por el norte que configura un pequeño patio en el que se sitúa la entrada de la casa, adintelada, que da acceso a un zaguán cubierto con bóveda de cañón en cuyo fondo se sitúa la escalera.
A unos 300 metros al noroeste de Caballera (en dirección a Troncedo) se encuentra la destechada ermita de Nuestra Señora del Cajigar. Es un edificio de nave única rematada en cabecera plana algo más estrecha que la nave. Todavía conserva en pie la bóveda de medio cañón de la cabecera. Fechable en el siglo XVII. 
Caballera fue deshabitado a finales de los años 70 del pasado siglo. Alcanzó su techo poblacional en el año 1857 censando un total de 107 habitantes. 
En la actualidad gracias al esfuerzo de muchos de sus antiguos pobladores y de algunas personas que han llegado posteriormente hay algunas casas restauradas y otras están en proceso, incluso hay censadas 11 personas (año 2017).


Fotografía 1; Vista lejana de Caballera  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Iglesia de Santa Eulalia   (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Casa Castillón   (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Otra de las viviendas   (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Hermosa barandilla   (Cristian Laglera)
Fotografía 6; Vivienda en ruina   (Cristian Laglera)
Fotografía 7; Ermita de Nuestra Señora del Cajigar   (Cristian Laglera)