19/9/16

CLARAMUNT (LLEIDA)









Este pasado mes de agosto de 2016 visité en compañía de mi amigo Blas Gonzalo el despoblado de Claramunt, situado dentro del término de Tremp. A pesar de que esta es una página que se ocupa de los pueblos deshabitados situados dentro de la provincia de Huesca, como ya sabréis los lectores habituales de esta web, de vez en cuando suelo hacer excepciones con despoblados situados en las zonas lindantes, como es el caso de Claramunt; lugar que visité y fotografié aprovechando una visita a la zona más oriental de La Ribagorza con la finalidad de proseguir mi interminable inventario de ermitas de esa comarca.
Es accesible por una pista de tierra que tiene su inicio en el punto kilométrico 11.5 de la carretera C-1311, vía que enlaza las poblaciones de Puente de Montañana con Tremp.
Claramunt fue un pueblo pequeño, durante el pasado siglo XX contó con un máximo de 6 casas abiertas. En el año 1900 había censados 79 habitantes. 
Aunque la gente marchó de Claramunt hace ya varias décadas, oficialmente el pueblo está deshabitado desde el año 2012.
De entre las viviendas destacaba (y destaca) casa Vilafranca. Era la "casa fuerte" del pueblo; contaba con tres plantas y tenía grandes balconadas abiertas en su fachada sur.
En el centro del núcleo se levanta la escuela, a día de hoy, a duras penas conserva sus fachadas en pie. Además de los niños de Claramunt acudían también los de las masías cercanas.
El edificio más destacado que encontramos en Claramunt es la iglesia parroquial, templo de origen románico levantado bajo la advocación de San Pedro. Se levanta espectacularmente sobre un estrato rocoso, destacando desde la distancia su magnífica torre campanario.
Comentar también como curiosidad que su nombre Claramunt (claro monte) tiene mucho parecido con el del cercano despoblado aragonés de Claravalls (claros valles), ambos pueblos situados en situación dominante y con una clara visión de todos los alrededores.

Fotografía 1; Claramunt  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Llegada al pueblo  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Iglesia de San Pedro  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Estructura defensiva  (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Casa Vilafranca  (Cristian Laglera)
Fotografía 6; Escuela  (Cristian Laglera)










6/9/16

PARDINA BELLANUGA






Esta semana toca sacar a la luz otra de las muchas pardinas que salpican la geografía de nuestra extensa provincia. Esta vez nos quedaremos dentro de los límites de la comarca del Somontano de Barbastro para visitar una pequeña pardina que lleva por nombre Bellanuga.
Se sitúa aproximadamente a mitad de camino de los también deshabitados lugares de Nasarre y Otín, a 1102 metros de altitud, en la zona septentrional de la Sierra de Guara.
Si pretendemos visitarla la aproximación podemos realizarla desde Bara; tenemos una hora de dura subida hasta Nasarre y otros 30 minutos más (llaneando) hasta la pardina.
Una vez llegados a la pardina encontramos una casa de buenas dimensiones, y a su lado, se localizan los correspondientes edificios de apoyo.
En la puerta de la vivienda hay un dintel en el que leemos: "MARTÍN LARDIES AÑO DE 1870". Posiblemente esta es la fecha de su última reforma, ya que la vivienda parece al menos un siglo anterior. Destacan las alcobas de su piso superior. Precisamente la vivienda es el edificio peor conservado de todo el conjunto, estando en bastante mejor estado la borda o el corral.
La traducción del topónimo Bellanuga es muy curioso, vendría a significar algo así como: "enseguida, agua".
A pesar de lo diminuto del conjunto la pardina Bellanuga bien merece nuestra visita, y más si cabe, si aprovechamos para visitar los cercanos despoblados de Nasarre y Otín.


Fotografía 1; Llegada a la pardina  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Única calle   (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Dintel de la vivienda   (Cristian Laglera)
Fotografía 4; "MARTÍN LARDIES AÑO DE 1870"   (Cristian Laglera)



14/8/16

CASA LA PENA (MONT DE RODA)







La Pena es otra de las muchas casas de campo que componen la dispersa población de Mont de Roda. Era una de las pocas que me faltaban por visitar, pero este pasado jueves (11-08-16) tuve ocasión de visitarla en compañía de un buen amigo.
El acceso se realiza por medio de una pista en buen estado que nace junto al caserío de La Roca, muy cerca ya de Roda de Isábena, son algo más de dos kilómetros hasta Mont de Roda, lugar donde aconsejo dejar el coche. Una vez llegados a Mont de Roda, tomaremos una pista descendente en dirección norte que nace a nuestra izquierda, si no perdemos el ramal principal, en poco más de un kilómetro llegaremos a casa la Pena, previo paso por casa Adillón, también abandonada. Para transitar esta última pista es necesario vehículo todoterreno, pues hay algún tramo un poco complicado, sobre todo en época de lluvias. De todas formas desde Mont de Roda a pie, tenemos poco más de 10 minutos.
Casa la Pena se nos presenta en buen estado. Ya desde lejos llaman la atención sus muros pintados de blanco chillón, visibles desde bastante distancia. Es una casa de dos plantas más la falsa, con las ventanas y balcones abiertos al sur, para de esta manera poder atrapar la luz solar más fácilmente. Esta retejada y aunque no está habitada, imagino que todavía recibe visitas.
Detrás de la vivienda, a unos 30 metros, se sitúan los restos de una pequeña capilla privada. Estaba dedicada a Nuestra Señora del Rosario. Es un edificio muy sencillo; de planta rectangular y cabecera plana. Al interior, manda la maleza, pero es perfectamente reconocible el altar y una pequeña credencia. La puerta de acceso abría a los pies.


Fotografía 1; Casa la Pena (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Llegada (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Edificio de apoyo (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Capilla de casa la Pena (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Altar (Cristian Laglera)



7/8/16

TUARTAS







Tuartas es un pequeño despoblado situado a unos cuatro kilómetros a poniente de Campodarbe. Se sitúa a corta distancia de la carretera de La Guarguera, pero tiene acceso más cómodo desde el valle del Ara, concretamente desde Planillo.
Desde Tuartas disfrutaremos de unas magníficas vistas del Pirineo Central y de una buena parte del valle del Ara; incluso pueden verse desde la distancia algunos pueblos del valle de La Solana.
No ha sido fácil encontrar información sobre Tuartas. En el nomenclátor oficial del año 1887 aparece citado como caserío con una sola casa y seis habitantes. En el año 1930 contaba con un total de 7 habitantes.
Si decidimos (como fue mi caso) ir desde Planillo, lo primero que veremos a nuestra llegada es la zona de las bordas. Encontramos un total de tres, todas ellas semiderruidas y engullidas por la maleza.
La vivienda se sitúa sobre un pequeño cerro conocido como “El Tozalón”, a unos 100 metros al suroeste de las bordas. Encontramos una vivienda amplia, levantada en mampostería con grandes sillares en sus esquinas. Aproximarse hasta la casa es prácticamente imposible dado la gran cantidad de maleza y escombros que encontramos repartidos por el suelo.
Al oeste del puntón donde se sitúa la vivienda hay restos de una pequeña necrópolis medieval de lajas.
Llegaremos hasta Tuartas por medio de una impracticable pista (4 Km) que tomaremos unos metros después de sobrepasar la localidad de Planillo, a nuestra derecha. A pie unos 65-70 minutos de agradable paseo.


Fotografía 1; Tuartas  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Vivienda  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Ruinas junto a la casa  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Borda con gran arco (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Borda en ruina  (Cristian Laglera)