24/10/18

PELEGRÍN







Hace unos días visitamos, en compañía de mi buen amigo Blas Gonzalo, la pequeña aldeita de Pelegrín.
Se localiza en lo alto de un montículo de la orilla derecha del barranco de Morillo, a unos dos kilómetros al norte del también deshabitado lugar de La Capana. Estamos en pleno corazón de la comarca de Sobrarbe.
Pelegrín fue uno de los núcleos que antiguamente pertenecieron al municipio de Santa María de Buil. Dicho municipio desapareció en la década de los sesenta absorbido por el de Aínsa, para finalmente acabar (ya como despoblado) perteneciendo en 1981 al amplio municipio de Aínsa-Sobrarbe.
El acceso lo realizaremos desde la carretera de Bruello, con desvío a la izquierda por una pista que cruza el barranco de Sarratiás. La pista está cerrada con cadena. A pie, unos 45 minutos.
Una vez en Pelegrín encontramos una vivienda amplia, de tres plantas. Lo más destacado del conjunto es el hermoso y amplio porche situado junto a la vivienda. A destacar también la prensa de vino, el pozo, y una borda situada unos metros al norte de la casa; magnífica.
También merece mención la magnífica chimenea cilíndrica que corona la vivienda, con doble salida de humos por huecos cuadrangulares.
Los campos de cultivo se encuentran en la bajada hacía el barranco de Bruello, sin duda la tierra fue el eje de la economía de este diminuto caserío.
Las fiestas se celebraban el día 8 de diciembre, conjuntamente con el cercano lugar de Sarrato.
En su único nomenclátor del pasado siglo XX (año 1930), Pelegrín aparece documentado con una casa y tres habitantes.


Fotografía 1; Pelegrín, en todo lo alto  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Vivienda   (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Magnífica chimenea   (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Pozo   (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Borda   (Cristian Laglera)


9/9/18

CASA FARRÉ (MONESMA Y CAJIGAR)






Casa Farré -o del Farré- es otra de las casas aisladas situadas dentro del amplio municipio de Monesma y Cajigar (Ribagorza). Se localiza al suroeste de Puyol y del castillo de Monesma, con acceso por una mala pista de tierra. Dicha pista tiene su inicio en el también despoblado lugar de Las Badías, en dirección sur. Antes de llegar a casa Farré pasaremos a escasos metros de casa Vigo, vivienda a la que dedicaremos un artículo en otra ocasión.
Casa Farré se halla devastada. A esto hay que sumarle que está envuelta por una densa capa de maleza selvática. Llegar hasta ella es complicado, pero se puede. Tenía dos plantas más la falsa. Se construyó con aparejo de mampostería con algunos sillares reforzando las esquinas. La cubierta era de lajas.
A su alrededor encontramos los restos de algunos edificios auxiliares, todos ellos en ruina y prácticamente inaccesibles. No hay ninguno que destaque sobre el resto.
La que sí merece mención aparte es la capilla, que está dedica a San Cristóbal. Se localiza sobre un otero al norte de la vivienda. Se construyó respetando las formas románicas, aunque no parece anterior al siglo XVII-XVIII. Durante mucho tiempo se siguió construyendo imitando modelos anteriores, y éste parece uno de los ejemplos. Tiene planta rectangular y cabecera semicircular, con un rústico ventanuco centrando el ábside. El acceso abre al sur. Su interior está sembrado de lajas de piedra de la antigua cubierta, ya derruida.


Fotografía 1; Casa Farré  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Vista norte (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Capilla de San Cristóbal  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Interior  (Cristian Laglera)


27/8/18

LA CÁPSULA DEL TIEMPO


Hace algunos meses mi amigo y compañero de editorial Mariano de Meer, me enviaba un relato inspirado en la deshabitada localidad de Cenarbe, que tenía la intención de enviar a un concurso de relatos. Su título es La Cápsula del Tiempo. Hoy, con el premio ya fallado, me ha dado el visto bueno para publicarlo en esta página, cosa que me hace mucha ilusión, pues confieso que me encantó. Os pido que dediquéis un ratito a leerlo; merece la pena. Es una historia de ficción con un final espectacular, en el que aparezco, y no aparezco. Si no me equivoco Mariano tiene publicadas cuatro novelas y un libro de relatos en la que también es mi editorial, Pirineo.



LA CÁPSULA DEL TIEMPO




1/7/18

MAS DE GASPAR (MONTAÑANA)






Al norte de la bellísima localidad de Montañana encontramos una serie de masos aislados accesibles por una pista de tierra que nace en el punto kilométrico 91 de la carretera N-230, poco después de rebasar Puente de Montañana en dirección a Arén.
La mayoría de masos se mantienen en uso, aunque hay de todo. Hay algunos en ruina y otros que a pesar de mantener un aspecto todavía digno, no parece que tengan actividad desde hace mucho tiempo.
Uno de los masos que allí encontramos es el "mas de Gaspar", también conocido como "casa Gaspar"; al menos es así como aparece citado en algunos mapas.
Se trata del típico maso ribagorzano con una vivienda de buenas dimensiones rodeada de sus correspondientes edificios de apoyo. A la vivienda se accede por un bello sendero de "piedra seca", hoy tomado por la maleza, pero todavía transitable. La casa tiene tres plantas y presenta buen aspecto, con una cubierta prácticamente nueva que no debe de tener muchos años. La vegetación engulle una buena parte del perímetro de la vivienda y de los edificios de su alrededor, y las tierras cercanas no están cultivadas. Aunque no parece que tenga uso continuo, quizá lo mantenga esporádico.
Tenía interés en visitar este maso ya que unos metros al este del conjunto se sitúa una pequeña capilla privada dedicada a San José. Se trata de una pequeña edificación de planta rectangular con cabecera plana y puerta de acceso a los pies. Se construyó con aparejo de mampostería y abundante argamasa. La cubierta es mixta de lajas y teja árabe a dos aguas.



Fotografía 1; Mas de Gaspar, llegada  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Vivienda y edificio de apoyo  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Vista este  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Capilla de San José  (Cristian Laglera)