13/12/14

SAN FERTÚS






Bellísimo despoblado que encontramos a 2.4 kilómetros en línea recta al norte de Boltaña.
El acceso más cómodo lo realizaremos por una pista que nace al oeste de la pequeña localidad de San Vicente, aunque el último tramo lo realizaremos por un bello camino de herradura.
Fue un lugar de una sola casa, al menos en las últimas décadas de su existencia, antiguamente parece que llegó a tener un total de dos viviendas.
San Fertús es uno de esos lugares del Pirineo que nunca tuvo (ni tendrá) acceso rodado. Este es uno de los motivos que hace de este núcleo un lugar especial, ya que no ha sufrido un expolio tan evidente como otros despoblados cercanos a los que se puede llegar por pista con vehículo todoterreno.
La vivienda principal es espectacular, aunque ha sufrido el derrumbe parcial de su cubierta. Es un edificio alargado, aunque bastante estrecho, tenía un pequeño patio en su fachada sur que se halla totalmente conquistado por la maleza.
Junto a la casa encontramos la ermita de San Fertús, pequeño oratorio de una nave y cabecera recta orientada al este. La cubierta de lajas yace derruida en el suelo desde hace muchos años, aunque todavía conserva el altar y la pequeña bóveda que lo protege.

Fotografía 1; Llegada a San Fertús (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Vivienda (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Puerta de acceso a la casa (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Ermita (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Cabecera (Cristian Laglera)

28/11/14

MONGAY








Encontramos el pueblo de Mongay recostado bajo un gran estrato rocoso en la sierra homónima del mismo, en uno de los lugares más aislados de toda La Ribagorza.  
A finales del siglo XIX y también a comienzos del siglo XX Mongay fue un lugar de seis casas, estaban todas ellas ubicadas longitudinalmente aprovechando el escaso espacio que les ofrecía el gran peñasco que tenían a la espalda.
Fue un pueblo agrícola y ganadero, sus cultivos básicos eran el trigo y la cebada, aunque también tenían olivos y unas cuantas viñas.  
El aislamiento fue desde el principio su mayor enemigo, fue la causa principal de su despoblación en los años sesenta.
Las fiestas de Mongay se celebraban el día 6 de Agosto, para San Salvador.
La iglesia de Santa María consta de una sola nave y cabecera recta. Cubre con tejado a dos aguas sobre el que se levanta un pequeño campanario, el coro se sitúa a los pies.  
El pueblo tuvo la mala fortuna de caer a comienzos de este siglo en manos de unos empresarios que compraron el término y la totalidad del pueblo para su reconstrucción. El principal problema fue no respetar la fisionomía antigua de las viviendas, y el resultado final fue una verdadera tropelía. Finalmente, parece ser que las instancias pertinentes o la falta de presupuesto le impidieron proseguir las obras.
Hago mías las palabras de un buen amigo mío “para acabar así, más vale que lo hubieran dejado morir lentamente”. 

Fotografía 1; Llegada a Mongay  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Casa Ibars (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Otra espantosa fachada (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Iglesia de Santa María (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Torre campanario (Cristian Laglera)
Fotografía 6; Coro (Cristian Laglera)

9/11/14

LA GABARDILLA







La Gabardilla es una pequeña aldea perteneciente al amplio municipio de Ainsa-Sobrarbe, antiguamente perteneció al desaparecido municipio de Santa María de Buil.
Durante el pasado siglo XX mantuvo tres casas abiertas, actualmente solo casa El Molino se encuentra en buen estado, el motivo es que fue rehabilitada hace algún tiempo tras muchos años de abandono. Las otras dos viviendas (Broto y Villacampa) se encuentran arruinadas y engullidas por una asfixiante capa de maleza.
Destaca casa Broto, con su magnífica era, es una vivienda de grandes dimensiones en estado de ruina progresiva, una lástima.
Disponían de un pequeño oratorio de estilo popular situado entre casa Broto y casa Villacampa, no es fácil de localizar, ya que se encuentra devorado por la maleza.
Las fiestas mayores se celebraban el día 4 de Septiembre, con baile en la era de casa Villacampa. Las fiestas pequeñas para el verano, el día 16 de Junio.
Sobre un cerro conocido como el Viñero se encuentra solitaria la ermita de San Quílez, modesto templo construido a comienzos del siglo XVII. Está construida en mampostería, consta de una nave rectangular finalizada en testero plano orientado el este.
La romería se celebraba el día 16 de Junio, con la despoblación del núcleo dejó de celebrarse.
Llegaremos hasta La Gabardilla por una zigzagueante pista de 2.5 kilómetros que tomaremos desde la carretera A-2205, muy cerca del desvío de Santa María de Buil.


Fotografía 1; Casa Broto (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Pozo de casa Broto (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Ruinas de La Gabardilla (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Ermita de San Quilez (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Cabecera (Cristian Laglera)