26/4/19

ESTARONIELLO









Estaroniello es un pequeño pueblo sin censo oficial situado en el valle del río Yaga, municipio de Tella (Sobrarbe).
El acceso lo realizaremos por una pista en buen estado (previo pago de tres euros) que tiene su inicio en la localidad de Cortalaviña.
Fue un lugar de dos casas: Rosendo y Tejedor. Ambas están restauradas y mantienen actividad en verano. Son viviendas de tres plantas, muy sobrias, techadas con teja rojiza a dos aguas. Una de las viviendas presenta una magnífica chimenea troncocónica con espantabrujas cónico en lo alto; esta misma casa tiene una puerta adintelada cegada con el año de 1801 grabado en ella.
Junto a las viviendas se levantan los correspondientes edificios de apoyo, de buena factura todos ellos.
En la parte alta del núcleo hay una pequeña capilla dedicada a San Francisco recientemente restaurada. Se trata de un edificio de planta rectangular con cabecera plana. Nave y cabecera se cubren con bóveda de medio cañón, más estrecha y baja la de la cabecera. La puerta de acceso abre a los pies, en arco de medio punto, bajo el campanario de espadaña de un ojo. El aparejo es de mampostería muy irregular, ligada con abundante argamasa.
Estaroniello alcanzó su techo poblacional en el año 1900, censando 18 habitantes. Quedó deshabitado entre los años 60 y 70 del pasado siglo XX, aunque como ya hemos comentado, los fines de semana y sobre todo en verano mantiene actividad.


Fotografía 1; Llegada a Estaroniello (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Calle principal (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Vivienda con acabado semicircular (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Chimenea (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Años 1801 (Cristian Laglera)
Fotografía 6; Capilla de San Francisco (Cristian Laglera)

24/3/19

SEÑÉS








Señés es una localidad situada en pleno valle de la Comuna, valle formado por las localidades de Sin, Serveto y el propio Señés.
Tiene alguna vivienda recuperada, que imagino recibirá visitas los fines de semana y en verano. En nuestra visita (febrero de 2019) encontramos un pueblo totalmente vacío. Según el nomenclátor oficial Señés no mantiene población estable.
Hay una calle principal que de alguna manera puede decirse que articula en núcleo, con las viviendas situadas a ambos lados. Según Pascual Madoz a mediados del siglo XIX Señés abría 30 hogares.
Actualmente la mayoría de las casas permanecen arruinadas, destacando sus grandes balconadas orientadas al sur y alguna chimenea que se resiste a caer.
La iglesia parroquial está a la entrada del pueblo. Se construyó después de la Guerra Civil, poco antes de quedar el pueblo vacío. Está dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. Tiene planta rectangular y cabecera plana, de menor altura ésta que la nave. Abre vanos de medio punto en sus costados norte y sur.
No lejos de la iglesia se halla la escuela, lamentablemente sin niños desde hace muchos años.
También merecen mención algunos magníficos edificios de apoyo situados al oeste de las viviendas, destacando un magnífico secadero techado a dos aguas.


Fotografía 1; Señés  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Escuela  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Casa de tres plantas (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Vivienda de gran empaque  (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Cristian Laglera)
Fotografía 6; Secadero  (Cristian Laglera)

21/2/19

CASA CAMPO (GÜEL)







Casa Campo es una de las viviendas vacías que localizamos dentro del término de Güel. Se sitúa en la orilla izquierda de la pista que conecta casa La Mazana de Güel con la localidad de Roda de Isábena. Para recorrer la pista entera es necesario llevar un buen vehículo todoterreno. El recorrido se disfruta, es un terreno agreste y una zona muy poco transitada, con el morrón de Güel siempre omnipresente. Durante el recorrido disfrutaremos de una buena cantidad de masos y casas aisladas, algunos en uso y otros en ruina.
Casa Campo (s. XVIII-XIX) es una de las que se hallan en estado ruinoso. Presenta tres plantas más la falsa, situándose la puerta de acceso al sur. 
Adosada a su costado oriental contaba con una pequeña capilla dedicada a Santa Lucía. Afortunadamente todavía presenta un aspecto digno, no hay comparación posible con la vivienda. La puerta de acceso, con su magnífico dintel monolítico, lleva grabado el año de 1918. Interiormente se cubre con bóveda de cañón y exteriormente con piedra de laja. Orgullosa, coronando el hastial de los pies, se alza el campanario de espadaña de un ojo.

Fotografía 1; Casa Campo (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Fachada sur  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Capilla de Santa Lucía  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Año 1918  (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Altar  (Cristian Laglera)

3/2/19

SEGUNDO TOMO DEL "INVENTARIO DE LAS ERMITAS DE HUESCA, RIBAGORZA"


Acaba de ver de la luz el tomo II de la colección “Inventario de las ermitas de Huesca”, dedicado a Ribagorza (494 páginas). Damos por finalizado el trabajo en esta comarca que comenzamos en 2016 y en el que hemos documentado un total de 536 ermitas, algunas de ellas ya desaparecidas.



Este es el enlace para comprar el libro a través de la página web de la editorial Pirineo: www.editorialpirineo.com