25/11/12

LARTOSA





Las escasas ruinas de Lartosa reposan bajo las aguas del embalse de Búbal desde el año 1969; las encontramos muy cerca de la carretera que enlaza Biescas con Formigal.
La primera mención documental de Lartosa, relacionada con San Juan de la Peña, es del 22 de junio de 1394: "El Monasterio de San Juan de la Peña atreuda a Raimundo de Lartosa, a su hija Martina y sus descendientes la iglesia de Santa María de Lartosa, en el valle de Tena, una casa contigua a la iglesia con sus términos y heredades. Quedan obligados a abonar cada año al prior de Cercito-Acumuer tres cahíces de cereal y una cena, además de cuidar del mantenimiento de la iglesia y de las heredades."
Ya en el año 1845 Pascual Madoz solamente contabilizó una casa; entre otras cosas destacó su molino harinero.
Destaca una pequeña iglesia románica advocada a Santa María. Es un pequeño templo de una sola nave con cabecera semicircular orientada al este, algunos expertos se atreven a fecharla a mediados del siglo XII.
A finales de los años veinte del pasado siglo XX la casa y la iglesia sufrieron un grave incendio que redujo la iglesia a un estado ruinoso. Poco después, la iglesia fue reconstruida por sus antiguos propietarios respetando su planta original.
La iglesia de Lartosa perteneció al monasterio de San Juan de la Peña, concretamente a su priorato de Cercito.

Las imágenes de este reportaje fueron tomadas por mi amigo José Miguel Navarro en el año 2005 aprovechando el periodo de estiaje del pantano.


Fotografía 1; Ruinas de Lartosa al descubierto  (J.M.Navarro)
Fotografía 2; Iglesia de Santa María  (J.M.Navarro)
Fotografía 3; Antiguo puente, todavía en pie  (J.M.Navarro)


4 comentarios:

  1. Parece mentira lo bien que se conserva despues de tantos años;lo que a veces te parece un monton de piedras encierra aun edificios muy reconocibles entre ellos una iglesia romanica que sefue al carajo entre la indiferencia de los constructores del pantano;ya lo he comentado alguna vez,pero a mi los pueblos expropiados me producen una pena enorme,irse la gente contra su voluntad tiene que ser muy duro.Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Que lastima, cuando daño hacen los pantanos!!

    ResponderEliminar
  3. Cuando subimos hacia Lanuza, al pasar por el pantano de Búbal, si está el agua baja, me da mucha pena ver las ruinas de esa pardina, los campos, el molino ... Siempre recuerdo que defendieron en los tribunales sus derechos y perdieron, así a los de Lanuza también nos sirvió de advertencia ... menuda justicia !!

    ResponderEliminar
  4. Aparte de todo lo que supuso la construcción de ese pantano y la reflexión a la que nos aboca, que ahora nuestros gobernantes siguen con la misma política que llevaban hace 50 años, esa pardina se le conocerá siempre por ser el solar natal de Pedro de Arruebo, procesado por la inquisición en el siglo XVII y culpable de la mayor epidemia de supuesta posesión demoniaca que hubo en el Pirineo. Más de 200 mujeres debieron sucumbir a los encantos del tipo éste que acabó sus días, quién se lo iba a decir, remando en una galera de su majestad.
    saludos...

    ResponderEliminar