24/4/16

LA ALMELLA









La Almella es un pequeño caserío deshabitado situado a unos dos kilómetros al norte de Castigaleu. Es accesible por una pista de tierra (TT) que tiene su inicio en el punto kilométrico 11.8 de la carretera que sube en dirección a Monesma y Cajigar.
Apenas he podido encontrar información sobre este lugar, (por no decir nada), así que me limitaré a contar lo que pude ver en mi visita efectuada junto a mi amigo Blas Gonzalo en los primeros días de abril de este año 2016.
Tanto el núcleo como el paraje son espectaculares. Por toda esa zona, hay gran cantidad de casas de labor deshabitadas desde mediados del pasado siglo XX; son casas (en su gran mayoría) que se levantaron en los siglos XVIII y XIX.
El lugar que hoy nos ocupa, La Almella, lo forman dos viviendas; ambas de buenas dimensiones. Todos los edificios del núcleo están apiñados, formando un conjunto bastante sólido.
Destaca una puerta dovelada, con clave del año 1866. También merece ser citada alguna vieja balconada y un pozo situado en un extremo de la pequeña placeta que forman las dos viviendas. El centro del núcleo está totalmente enmalezado, pasear por algunas zonas es practicamente imposible. Hay una borda con tejado de chapa, y los huertos están cultivados, sin duda La Almella todavía recibe visitas, puede que incluso a diario.
Por último, comentaré que se sorprendió que este lugar no tuviera capilla. Lugares mucho más pequeños que éste, situados en los alrededores cuentan con pequeñas capillas privadas y oratorios. Cabe la posibilidad de que estuviera situada en el interior de alguna de las casas, aunque dado su lamentable estado, decidimos no intentar acceder a su interior.

Fotografía 1; Camino de La Almella  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Vista desde el norte  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Aproximación por el sur  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Vivienda  (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Otra de las viviendas  (Cristian Laglera)
Fotografía 6; Puerta con clave  (Cristian Laglera)

4 comentarios:

  1. Hombre, yo estuve y me pasó y me pasó lo mismo. creo que se encuentra dentro el oratorio, pero la maleza era brutal. Desistí por eso y porque se veía que alguien iba regularmente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rubén. En cualquier caso (con o sin capilla) es un lugar que merece la pena conocer. Lástima de tanta vegetación, que complica mucho las cosas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Buff,vaya lio con tantos nombres de casas y todas tan bonitas y tan diferentes..la vida vista ahora debía ser muy dura pero a la vez gratificante.Una experiencia alucinante la de "los Masos"de Castigaleu y una pena que no se haya cuidado en pocos años no serán mas que un montón de ruinas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Blas, por eso la labor de visitarlos, fotografiarlos y documentarlos es muy importante. Aunque el paso del tiempo se los lleve por delante, que quede constancia de lo que allí hubo.

      Eliminar