27/5/12

CENARBE





El reportaje de esta semana tiene como protagonista al pueblo de Cenarbe. Fue un pueblo de mediano tamaño, hasta 19 casas abiertas llegó a tener a comienzos del pasado siglo XX. En el año 1910 censaba 197 habitantes en lo que fue el máximo histórico que yo tengo documentado.
La iglesia de San Pedro es el único edificio que encontramos en pie si nos decidimos a visitar Cenarbe. Estamos ante un edificio de origen románico (s. XII), bastante reformado en épocas posteriores. Originalmente fue iglesia de una nave, presbiterio y cabecera semicircular. La torre campanario es un añadido posterior. 
La totalidad de las casas de Cenarbe fueron dinamitadas en los años ochenta. Según he podido saber fue para evitar que el ganado que pasta por el pueblo se metiera en el interior de las viviendas.
Otro edificio destacado en Cenarbe era la escuela; edificio del que solo se conserva una gigantesca montaña de espedregales. Una docena de niños acudían diariamente hasta que fue abandonada junto al resto del pueblo a mediados de los años sesenta.
Cenarbe, al igual que los pueblos situados en el interior del valle de La Garcipollera: Villanovilla, Acín, Bescós, Larrosa y Yosa, fue expropiado con motivo de la construcción del embalse de Yesa. Sus tierras fueron utilizadas para la repoblación de pinos. La idea era frenar la erosión de estos dos valles y así evitar la posible colmatación del vaso del embalse.
El acceso lo realizaremos mediante una pista que tomaremos desde el cementerio de Villanua. La pista no está en buen estado, pero se puede hacer con turismo hasta la una barrera que nos cortará el paso cuando estemos a unos dos kilómetros de Cenarbe, muy cerca de la ermita de San Juan de Izuel. A pie desde la barrera tenemos unos 45 minutos. Si decidimos ir a pie desde Villanua son unas dos horas de caminata, siempre cuesta arriba.

Desde el día 15 de Diciembre del año 2012 la iglesia de San Pedro de Cenarbe está incluida en la "Lista Roja" de la asociación Hispania Nostra. Esta lista aspira a recoger aquellos elementos del Patrimonio Histórico español que se encuentren sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores.


Fotografía 1; Iglesia de San Pedro  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Cabecera (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Fuente de Cenarbe  (Cristian Laglera)