23/12/09

FENILLOSA






Fenillosa es otro de los pueblos deshabitados situados en La Guarguera; fue (junto con Bescós) el primer núcleo que se deshabitó de todo el valle. Lo encontramos ubicado en la ladera sur de la sierra de Picardiello, a 1111 metros de altitud.
Perteneció durante muchos años al municipio de Secorún, actualmente pertenece al de Sabiñánigo.
Fue uno de los núcleos más pequeños de La Guarguera, durante el pasado siglo XX solo mantenía dos casas abiertas (Giménez y Pinchán). En su máximo nomenclátor del pasado siglo llegó a censar un máximo de veinte habitantes, fue en el año 1940.
El pueblo está totalmente devorado por la maleza, especialmente la zona en la que se sitúan las dos casas. Ambas viviendas se encuentran devastadas, reconociéndose a duras penas las ruinas de casa Oliván, la casa fuerte del pueblo.
Ante un panorama tan desolador destaca la iglesia de San Juan Bautista (s. XVIII); es un templo de una nave con planta rectangular finalizada en testero recto. Adosada y semiderruida encontramos una pequeña torre campanario con dos alargados vanos (uno cegado) en todo lo alto. La puerta de acceso, descentrada, abre en el muro de la epístola.
Poco más que destacar, quizá una borda situada en la parte más alta del núcleo, a unos 50 metros al este de la parroquial. No es un lugar agradable de visitar, quizá solo para los descendientes y para algunos nostálgicos, como servidor, que ya es la cuarta vez que o visito en tan solo siete años.
El acceso lo realizaremos por una pista que nace en las cercanías de Ceresola, solo apta para vehículos todoterreno. Recomiendo hacer el recorrido a pie; no nos llevará más de 40 minutos. Las fotografías son de mi cuarta visita realizada en julio de 2015, en plena ola de calor, con más de treinta grados a media mañana.


Fotografía 1; La iglesia de Fenillosa entre pinos de replantación  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Iglesia de San Juan Bautista (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Ruinas de casa Pinchán (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Interesante borda (Cristian Laglera)


3 comentarios:

  1. Desde niño, toda la vida había visto en el salón de mi abuela, un cuadro enmarcado con la fotografía 7. Un día, se me ocurrió preguntar por el,y mi abuela, con cierta nostalgia y pena, me contó que era su pueblo. Desde aquel momento sentí la imperiosa necesidad de ir a ver lo que quedara de el. Tras mucho insistir, a finales del año 95, subimos hasta allí en una excursión a pie que nos llevó casi todo el día, ya que estábamos con el resto de la familia pasando el día en el Río. Viendo las fotografías, sólo ha cambiado la vegetación (que ha ido a mas), pero quizás me plantee volver a subir hasta allí una vez mas..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante todo lo que cuentas, Santiago. Muchas gracias por comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Anónimo5/8/17 15:35

    Solo hacer una apreciación, las casas eran Pinchán (de apellido Oliván) y Giménez (apellido Castán Urban) los últimos en marcharse fueron los Castán, aproximadamente hacia el año 1953 que bajaron a Altorricón (Huesca) donde a un continúan.

    ResponderEliminar