4/1/10

SAQUÉS






Saqués es uno de los pueblos abandonados que encontramos en valle de Tena; se localiza junto a la carretera que enlaza las poblaciones de Biescas con Formigal, a escasos metros el embalse de Búbal.
Fue abandonado en el año 1969 a causa de la construcción del embalse de Búbal, bajo sus aguas se sumergieron algunas de sus casas, el antiguo hotel "Valle de Tena", la escuela y la totalidad de sus tierras de cultivo. Fuera del alcance del pantano, apenas quedaron la iglesia y cuatro de las viviendas.
Durante el pasado siglo XX Saqués mantuvo un máximo de seis casas abiertas; en su máximo nomenclátor aparece con 67 habitantes, fue en el año 1920.
Una vez en el pueblo, además de alguna vivienda a medio rehabilitar, destaca la iglesia parroquial, dedicada a San Miguel. Es una construcción de estilo popular, fue construida en el siglo XVI y restaurada hace unos cuantos años. Consta de una sola nave finalizada en cabecera recta y pequeña torre campanario adosada sobre la misma cabecera.
Estos últimos años una asociación de antiguos vecinos intentó la reabilitación parcial del pueblo mediante de un plan especial que inició su andadura urbanística con el apoyo de las Entidades locales de Piedrafita de Jaca y Biescas. El tema, no se exactamente porqué, parece que está estancado.


Fotografía 1; Saqués, vista sur (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Viviendas situadas junto a la iglesia  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Gran edificio a medio reabilitar (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Iglesia de San Miguel (Cristian Laglera)


1 comentario:

  1. Expropiados, como nosotros, por el vecino pantano de Búbal. Les deseamos suerte en la rehabilitación.

    ResponderEliminar