31/7/10

ASQUÉS





Asqués es una pequeña aldea perteneciente al municipio de Sabiñánigo; se levanta a 1140 metros de altitud camuflada en un espeso bosque de pinos de repoblación.
Aparece históricamente unido al cercano lugar de Bolás, entre los dos sumaban 10 habitantes y tres casas en el año 1850. Dos de estas tres casas se encontraban en Asqués; ambas están arruinadas y engullidas por la maleza.
Unos pocos metros hacía el norte se encuentra la iglesia de Nuestra Señora (s. XVII). Consta de una sola nave finalizada en testero recto. Cuenta con una pequeña capilla lateral y una rechoncha torre campanario adosada a su costado meridional.
En mi anterior visita (año 2011) todavía pude acceder al interior de la iglesia por una bonita puerta dovelada, lamentablemente, ya no pude contemplarla en pie en el año 2013; fecha a la que corresponden las imágenes del reportaje.
Si hay algún interesado en llegar hasta Asqués su punto de partida será Sabiñánigo. Una vez allí tendrá que coger la carretera que se adentra en el corazón del valle de Acumuer, concretamente hasta el recuperado pueblo de Isín. Desde Isín parte una pista (en aceptable estado) que nos conducirá sin pérdida hasta el despoblado de Asqués, en algo más de dos kilómetros. A pie tenemos unos 30-35 minutos de agradable paseo.

Fotografía 1; Llegada a Asqués  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Iglesia parroquial (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Cabecera  (Cristian Laglera)


5 comentarios:

  1. Bonito pueblo y buenas imagenes.
    Una pena tener muchos pueblos de este modo en todo el pais.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto he creado un enlace de tu blog,en el mio, ya que me ha gustado.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, a mi tambien me gusta mucho tu Blog, tambien te he enlazado.
    Un saludo.

    Cristian.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4/6/14 11:59

    Desde Isin hay un bonito y desconocido paseo. Vale la pena perderse por ahí.

    ResponderEliminar
  5. Creo que fue, hace unos 14 años, que fuimos toda la familia en busca de la ermita de San Antonio, pero nos encontramos para nuestra sorpresa con un pueblecito deshabitado entre multitud de zarzas y vegetación, SAQUÉS, nos hicimos una foto en lo poco que quedaba de la iglesia. Como se nos hacía tarde y no sabíamos lo que nos quedaba para la ermita, desistimos llegar a ella. Espero poder ir pronto a conocerla.

    ResponderEliminar