7/7/10

BARASONA



Barasona fue uno de los pueblos afectados por la construcción del embalse que lleva su nombre; sus ya escasas ruinas permanecen anegadas bajo las aguas del pantano.
Estaba situado en la margen izquierda del río Ésera, en un terreno llano y con gran cantidad de tierras destinadas a la agricultura, eje de la economía del pueblo.
Fue un pueblo de gran tamaño, en el año 1900 censaba 228 habitantes y desde el año 1834 hasta casi un centenar de años después Barasona tuvo ayuntamiento propio.
Posteriormente comenzaron las obras del embalse de Joaquín Costa que dejaron bajo las aguas las ruinas y los recuerdos de mucha gente para siempre. Pero su alma sigue ahí, insepulta, a pesar de que el pantano y sobre todo el barro y el lodo han sepultado para siempre toda la historia y recuerdos de este lugar.
Desde el año 1972 se celebra un encuentro en la ermita de San Sebastián, al lado del nuevo cementerio que acoge los restos de los difuntos que reposaban en el cementerio de la localidad desparecida.


Fotografía 1; Barasona hace noventa años (Imagen del Museo de historia y tradiciones de Ribagorza)


No hay comentarios:

Publicar un comentario