18/9/11

BINUESTE







Cuando pienso en un lugar recóndito, aislado, y lejos de la civilización, uno de los lugares que primero me viene a la cabeza siempre es Binueste; los que lo hayáis visitado en alguna ocasión, seguro que me daréis la razón. Hoy (día 02-05-16), he visitado de nuevo este lugar tras haber pasado más de cinco años de mi última visita.

Binueste es uno más de los muchos pueblos deshabitados que encontramos en las inmediaciones del alto Alcanadre; se sitúa en la zona más occidental de Sobrarbe, lindante con la comarca del Alto Gállego. Es un lugar muy hermoso para visitar, a pesar de su estado ruinoso. Contrariamente a lo que ocurre en otros despoblados de la zona, la vegetación no complica en exceso la movilidad y puedes desplazarte por todo el núcleo con cierta facilidad.
Binueste fue un pueblo pequeño, muy pequeño; llegó a tener un máximo de tres casas abiertas, aunque durante el pasado siglo XX ya sólo mantenía dos. En su máximo nomenclátor aparece citado con 16 habitantes en el año 1940. Fue abandonado definitivamente a finales de la década de los sesenta. Es fácil imaginar que el aislamiento y las malas comunicaciones serían dos razones de peso para su abandono.
Centrándonos en las viviendas, casa Alta es la más destacada. Es una pena que el tejado haya cedido impidiendo poder visitar su interior. Tiene tres plantas y la fachada principal orientada hacía el sur, para poder atrapar de está manera con más facilidad la luz solar. Hermosa es su portalada dovelada de acceso con escudo fechado en el año 1883.
En la parte baja del pueblo (junto a casa Baja) se localiza la iglesia parroquial de de San Martín de Tours. Es una construcción sencilla y humilde; de una sóla nave y testero recto orientado al este. La puerta de acceso abre al sur.
El acceso más cómodo lo realizaremos desde Matidero. Tenemos unas dos horas andando por un precioso sendero PR, previo paso por la Pardineta de Bibán. Aunque el camino es largo no es excesivamente duro, ideal para hacerlo en primavera u otoño. Es importante evitar las temperaturas extremas, tanto el frío, como sobre todo el calor.


Fotografía 1; Llegada a Binueste  (Cristian Laglera))
Fotografía 2; Casa Alta  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Magnífica portada  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Iglesia de San Martín de Tours (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Cabecera (Cristian Laglera)