13/9/11

SECORÚN








Estamos ante uno de los núcleos antaño más importantes de La Guarguera, a pesar de no ser un núcleo excesivamente grande; durante los siglos XIX y XX mantuvo un total de 10 casas abiertas, aunque anteriormente llegó a tener un máximo de 14.
Fue cabeza de partido y hasta el año 1972 tuvo Registro Civil propio, por este motivo le correspondieron varios núcleos de población de la zona. Fue en el año 1972 (ya deshabitado) cuando se incorporó definitivamente al municipio de Sabiñánigo.
Todo el pueblo se halla devastado, en mucho peor estado que otros despoblados de la zona. El motivo es que Secorún fue desmantelado en la década de los sesenta, se llevaron toda la madera existente en el núcleo (especialmente las vigas de los tejados), de allí el aspecto tan deplorable que presenta actualmente.
Su edificio más destacado es la iglesia de San Bartolomé. Es un templo de una sola nave finalizado en cabecera recta, con dos capillas laterales que le aportan planta de cruz. La torre campanario se halla totalmente devorada por la hiedra ofreciendo una fantasmagórica imagen.
Junto a la iglesia encontramos el pozo, todavía con agua en su interior.
De las viviendas poco hay destacar, entre tanta ruina, apenas destacan la fachada de casa López, la única reconocible.
A unos 20 minutos a pie se encuentran las ruinas de la ermita de Santiago; ruinas que no acerté a localizar en mi primera visita, pero si en la segunda, bien acompañado por mi amigo Miguel A. Barrutia.
La ermita es un pequeño templo de estilo románico, de una sola nave orientada y cabecera semicircular. La cabecera es la zona original del mismo, siendo la nave un añadido posterior. Centra el cilindro absidal un pequeño vano adintelado.
El acceso a Secorún lo realizaremos por una pista que tomaremos en las cercanías de Laguarta, solo apta para vehículos todoterreno. A pie, unos 20 minutos de agradable paseo.


Fotografía 1; Secorún (Marina González)
Fotografía 2; Iglesia de San Bartolomé (Marina González)
Fotografía 3; Interior de la iglesia (Marina González)
Fotografía 4; Casa López (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Pozo (Marina González)
Fotografía 6; Ermita de Santiago (Cristian Laglera)