14/10/12

FRONTIÑÁN






Frontiñán es uno de los muchos núcleos deshabitados que encontramos en la inabarcable comarca de Sobrarbe; sus edificaciones se asientan sobre un cerro a poco más de dos kilómetros al este de la localidad de Hospitaled.
Fue un lugar de tres casas: Gramisel, Salamero y Lorién. Ningún vecino de Hospitaled o del propio Frontiñán recuerdan haber visto casa Gramisel habitada; posiblemente debió de cerrar sus puertas en algún momento del siglo XIX, o incluso antes.
Por aquella época (s. XIX) Frontiñán contaba con una pequeña iglesia, aunque dado las necesidades de la población, fue reconvertida en herrería.
A día de hoy lo más destacable en Frontiñán es un horno de pan que hay junto a una de las casas. Tiene planta rectangular y el extremo posterior acabado de forma semicircular; está realizado en mampostería con cantos de buena calidad.
Unos metros hacia el norte hay un par de bordas en ruina bastante interesantes.
En su máximo nomenclátor del pasado siglo XX, Frontiñán censó 10 habitantes en el año 1920, anteriormente, en el año 1857, son 15 los habitantes que aparecen censados.
Llegaremos hasta Frontiñán por una pista de 2.5 kilómetros que sale desde Hospitaled. Está perfectamente señalizada y solo es transitable con vehículo todoterreno; a pie nos costará una media hora.


Fotografía 1; Frontiñán  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Llegada a la aldea  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Vivienda  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Magnífico horno de pan  (Cristian Laglera)