24/3/13

TORRE BARÓ








Torre Baró es otro de los muchos  pueblos deshabitados que encontramos en la zona oriental de Ribagorza; sus edificaciones se distribuyen sobre un pequeño cerro a poco más de dos kilómetros a poniente de la localidad de Montañana.
No hay muchas citas documentales sobre Torre Baró, aunque sí sabemos que en el siglo XI aparece en una donación de Ramón Bonfill y su mujer a Ramón Brocard y su mujer. También sabemos que en el año 1610 Juan de Mora aparece como su propietario.
Torre Baró fue un lugar de mediano tamaño, durante el pasado siglo XX mantuvo un total de siete casas abiertas.
La mayoría de las viviendas siguen el modelo constructivo de la zona: gigantescas fachadas de dos y tres alturas, portadas doveladas y grandes balconadas orientadas en su mayor parte hacia el sur. Estamos ante un lugar muy bello, pasear por sus calles es una verdadera delicia.
Aislada a 100 metros escasos del caserío encontramos la iglesia parroquial de la Virgen de Valdeflores, obra románica del siglo XII, muy remodelada y modificada con posterioridad. Consta de nave única con planta rectangular y ábside semicircular; se cubre con bóvedas de medio cañón y horno respectivamente . Las capillas laterales son parte de la reforma posterior. A los pies se encuentra el coro (todavía en pie) y la puerta de acceso dovelada, construida bajo un curioso porche.
El acceso a Torre de Baró lo realizaremos desde el kilómetro 83 de la carretera N-230, y desde allí tomaremos un desvío a nuestra izquierda. Tras recorrer dos kilómetros más de pista asfaltada (y bacheada), tomaremos una nueva pista a nuestra derecha, esta vez de tierra, que en poco más de un
kilómetro nos llevará sin pérdida hasta Torre Baró.


Fotografía 1; Llegada a Torre Baró  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Vivienda  (Marina González)
Fotografía 3; Una de las casas más modestas  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Hermosa portada dovelada  (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Iglesia de la Virgen de Valdeflores  (Marina González)
Fotografía 6; Interior del templo  (Cristian Laglera)