4/5/13

ABENOZAS









Abenozas es otro de los muchos pueblos deshabitados que encontramos dentro de los límites de La Ribagorza. Se sitúa en las estribaciones de la sierra de Eslodomada.
Su primera cita documental data del año 1.231. Aparece citado en un documento por el que Arnaldo de Sancta Listra y su mujer Miranda renuncian, en favor del monasterio de Obarra, a la novena y a cualquier censo sobre los hombres de Sancti Quirici.
El pueblo de Abenozas está dividido en dos barrios bien diferenciados, el alto y el bajo. Ambos barrios están situados a 300 metros uno del otro.
El barrio alto se sitúa sobre un montículo, sus sencillas edificaciones se agrupan alrededor de la iglesia románica de San Cristóbal.
Precisamente la iglesia es el edificio mas destacado que encontramos en Abenozas. Es templo de nave única, con una capilla lateral y cabecera plana. Antiguamente debió de sufrir alguna reforma de importancia en la que se le amputo el ábside semicircular. El acceso se realiza mediante una puerta dovelada en arco de medio punto abierta en el muro sur.
Otro edificio de interés lo encontramos situado a un kilómetro escaso del barrio alto, hacia el norte. Allí se encuentra situada la ermita Virgen de los Baños, del siglo XVIII. Hasta esta ermita acuden en romería todos los meses de mayo los habitantes y descendientes de los pueblos de: Aguilar, Abenozas, Torruella de Aragón, Merli, Nocellas, Esdolomada y Bacamorta.
El acceso lo realizaremos por medio de una pista señalizada (4x4) de unos siete kilómetros que tomaremos a medio camino de las poblaciones de La Puebla de Fantova y Centenera.

Fotografía 1; Abenozas  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Iglesia de San Cristóbal  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Barrio bajo  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Barrio alto (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Escuela  (Cristian Laglera)
Fotografía 6; Ermita Virgen de los Baños  (Cristian Laglera)