17/11/13

CASTERNER DE LES OLLES (LLEIDA)







Encontramos Casterner de les Olles en la orilla catalana del pantano de Escales, justo enfrente del también despoblado lugar de Aulet. A pesar estar situado (aunque por pocos metros) dentro de la provincia de Lleida, me voy a permitir la licencia de incluirlo en esta web dado su cercanía con tierras ribagorzanas.
Casterner de les Olles fue un pueblo pequeño (6 casas). Tuvo ayuntamiento propio desde el año 1812 hasta el año 1847, fecha en que se agregó al antiguo municipio de Espluga de Serra; finalmente, acabó perteneciendo al municipio de Tremp.
Tras el llenado del pantano toda la parte baja del pueblo quedó sumergido bajo las aguas y el lodo del pantano, incluidos campos y tierras de cultivo.
Dado la gran cantidad de maleza y escombros que encontramos por todos los lados la movilidad por el pueblo es bastante complicada, aún así merece la pena dedicarle algunos minutos a recorrerlo lentamente.
Su edificio más interesante es la iglesia románica de San Lorenzo. Fue consagrada en el año 1349 y comprada junto con el castillo de Casterner (ya desaparecido) por el abad de Alaón. Es un templo de una sola nave orientado finalizado en ábside de tambor. La puerta de acceso se sitúa en su lado oeste, sobre ella se levanta una pequeña espadaña campanario de un solo ojo.
A Casterner de les Olles nunca hubo acceso rodado. Realizaremos la aproximación desde la misma presa de Escales, tras cruzar un pequeño túnel comenzaremos un sendero bien conservado gracias a los cazadores de la zona que en poco más de dos kilómetros nos llevará hasta las ruinas del despoblado.

Fotografía 1; Casterner de les Olles (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Una de las viviendas  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Iglesia de San Lorenzo (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Ábside románico (Cristian Laglera)


3 comentarios:

  1. Eso esta bien que te des un garbeo por la provincia vecina porque es la mar de interesante en cuanto a la despoblación.
    Este pueblo ya solo esta esperando la muerte total y definitiva, lo cual sucederá en pocos años.
    Ya me imagino que estaríais apartando zarzas y pisando peñascos porque no se ve ni un triste sendero entre los edificios.
    Algún arañazo y algún enganchon de la ropa quedaran en el recuerdo de lo complicado que fue transitar por Casterner.
    En fin, otra victima más de los traicioneros pantanos para engrosar en la lista.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me encantaría ir a vivir allí, que sitio tan maravilloso

    ResponderEliminar
  3. Hola. Somos una asociaciòn de Budismo Tibetano.
    Nos gustaria que se nos informase acerca del pueblo de ATIART.
    Queremos hacer un Centro de Retiros para meditaciones, cursos y otras actividades.
    Por favor enviar informacion a Josefa. khorlodompa@hotmail.com

    ResponderEliminar