25/5/17

PARDINA DE FANLO







Se localiza a algo más de dos kilómetros al noroeste de Ipiés. Llegaremos por medio de una pista en buen estado que tomaremos desde la iglesia de este localidad. A pie, no cuesta más de 20 minutos de agradable paseo.
Una vez llegados a nuestros destino, la pardina de Fanlo, encontramos una enorme vivienda rodeada de sus correspondientes edificios de apoyo.
La casa es conocida como "la casa nueva". Tiene tres plantas y la primera de ellas se encuentra abobedada. En el dintel de la puerta hay pintada una cruz en color blanco que protegía la casa.
Adosada por el lado oeste se encuentra la capilla. Tuve que destabicar un tercio de las piedras que cubrían la puerta de acceso para acceder a su interior. Es un edificio fechable entre los siglos XVII y XVIII, de nave única rematado en testero recto. Todavía aguanta en pie la bóveda de medio cañón que cubre la cabecera. La puerta de acceso, adintelada, abre a los pies del muro sur.
Frente a la vivienda subsisten en pie las ruinas de un par de edificios auxiliares, ambos parece que fueron dedicados a uso animal.
Parece que este lugar guarda relación directa con el desaparecido monasterio de San Andrés de Fanlo, antaño, uno de los más poderosos del todo el Alto Aragón. Todos los indicios apuntan a que este fue el lugar de su ubicación.
Ya por último, según relata José Miguel Navarro en su libro Geografía Medieval de Serrablo: "al este de las edificaciones, sobre un pequeño espolón aparecieron abundantes restos humanos sacados a la luz gracias a las sucesivas repoblaciones forestales" .
Recordemos que las pardinas en origen (generalmente) fueron pueblos en época medieval, y que una vez abandonados se retomaron como explotaciones agrícolas y ganaderas por parte de familias que vivían allí.


Fotografía 1; Pardina de Fanlo  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Puerta de acceso. Cruz pintada en el dintel  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Edificaciones de apoyo  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Exterior de la capilla  (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Interior de la capilla  (Cristian Laglera)





No hay comentarios:

Publicar un comentario