5/1/10

VILLACAMPA






Villacampa es otro de los pueblos abandonados de La Guarguera, fue uno de los primeros lugares que se abandonó del valle junto con Bescós y Fenillosa, de allí su lamentable estado.
El origen de este pueblo está documentado desde el año 1067, nunca tuvo más de dos casas, en momentos de máximo esplendor llegó a alcanzar la veintena de habitantes. Fue abandonado definitivamente a finales de la década de los cuarenta.
La iglesia de San Juan Bautista no es facil de localizar, está situada 200 metros al oeste de las ruinas del pueblo, pero el problema es que no se ve, la maleza hace que no la veamos hasta que estemos prácticamente encima. Fue levantada durante el Siglo XVII, tiene nave rectangular y ábside plano, con bóveda apuntada. Para entrar al templo tuvimos que hacer verdaderas peripecias, como ya he comentado está totalmente cercado por las zarzas y la maleza y abrirnos camino para acceder al interior no fue tarea sencilla. 
Junto a la iglesia descata una torre de planta cuadrada, bastante anterior a la iglesia. Fue construida con sillarejo y organizada en tres plantas, cuando se construyó la iglesia se reaprovechó como torre campanario.
El acceso a Villacampa es por pista desde el Molino Escartín, son algo mas de 3 kilómetros de pista  que con todoterreno realizaremos sin problemas, a pie una media hora.

Fotografía 1; Llegada a Villacampa (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Una de las bordas  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Ruinas de Villacampa  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Torre defensiva (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Interior del templo  (Cristian Laglera)

No hay comentarios:

Publicar un comentario