22/3/10

ALASTRUÉ






Alastrué es sin duda uno de los pueblos más agradecidos de visitar de toda la zona de La Guarguera. Lo encontramos situado en medio de un paraje agreste y solitario, en la cara norte de la Sierra de Guara.
A pesar de su pequeño tamaño Alastrué llegó a tener ayuntamiento propio, fue en en el año 1834, aunque finalmente acabó agregándose al de Secorún en el año 1845.
En su máximo nomenclátor del pasado siglo XX aparece citado con 26 habitantes (año 1920). 
Fue un lugar de dos casas: Bara y Bayle, preciosas ambas. 
Junto a las viviendas se distribuyen los correspondientes edificios de apoyo: bordas, pajares, corrales, una herrería... 
A unos doscientos metros al sur del caserío se sitúa la iglesia parroquial (s. XVII). Es un edificio modesto aunque muy hermoso; a pesar de los años de abandono aguanta dignamente el paso del tiempo. Es un templo de una sola nave finalizado en ábside plano; al sur se levanta la torre campanario. La cubierta, todavía en pie, es de losas.
Llegaremos a Alastrué por una pista solo apta para vehículos todoterreno que tomaremos en el kilómetro 34.7 de la carretera de La Guarguera, en dirección a Torruellola del Obico. También es accesible por diferentes caminos de herradura que parten desde distintos puntos de la zona; a cada cual más bello.

Fotografía 1; Llegada a Alastrué  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Puerta de casa Bayle (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Casa Bara (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Iglesia parroquial  (Dieste Mur)