21/3/10

TORROLLUALA DEL OBICO







Torrolluala del Obico es una pequeña localidad perteneciente al municipio de Boltaña. Se accede por una pista (apta sólo para vehículos todoterreno) que tomaremos a mitad de camino de Laguarta y Campodarbe, en la carretera de La Guarguera, punto kilométrico 35. A pie desde el asfalto tenemos unos 40 minutos de suave y agradable caminata.
Torrolluala del Obico fue un pueblo pequeño, muy pequeño; tan solo mantuvo cuatro casas abiertas durante el pasado siglo, llegando a censar 41 habitantes en el año 1940. 
Todo el pueblo con la excepción de alguna borda está en estado ruinoso. Precisamente alguna de las bordas y por supuesto la iglesia de San Andrés es lo más atractivo de Torrolluala, sin olvidarnos de su única calle. 
Paseando por el núcleo todavía podemos encontrar algunos aperos en el interior de las casas, además de un magnífico horno de pan y varias portaladas doveladas, alguna gran interés, como la de casa Javierre.
La iglesia de San Andrés fue construida a comienzos del siglo XVII. Tiene una pequeña pero coqueta torre que apenas sobrepasa en altura a la nave. Al interior, ruina y maleza por doquier.
Las fiestas se celebraban el 30 de noviembre, en honor a San Andrés.
Economía de autosuficiencia, cultivaban principalmente centeno y avena, además de algunos pastos para la alimentación del ganado, compuesto en su mayoría por ovejas y cabras. 
A pesar de los años de abandono y del triste estado del caserío, Torrolluala del Obico todavía conserva cierto encanto, aunque es una lástima el triste y precipitado final del pueblo; uno de los muchos que se encuentran deshabitados en la zona del Alto Alcanadre.

Fotografía 1; Torrolluala del Obico  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Única calle  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Vivienda en ruina  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Dovela tallada  (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Iglesia de San Andrés  (Cristian Laglera)
Fotografía 6; Magnífica borda  (Cristian Laglera)

1 comentario:

  1. Que bonito, a ver si me animo y lo visito este verano.
    Salu2

    ResponderEliminar