7/3/10

CASTARLENAS







Castarlenas es otro de los pueblos deshabitados situados en las inmediaciones de Graus. Se sitúa a unos tres kilómetros al norte de Torres del Obispo. Precisamente desde este núcleo,Torres del Obispo, tomaremos una pista de tierra en regular estado que nos conducirá hasta el despoblado. 
En mi primera visita, camino al pueblo, tuve el placer de conocer a José Vicente (actualmente vecino de Secastilla) que vivió en Castarlenas su niñez. A finales de los años sesenta tuvo que abandonar el pueblo junto al resto de vecinos, marchando la mayoría de la gente a Graus, Binéfar, Torres del Obispo, y el propio lugar de Secastilla.
En la agradable charla que mantuvimos me contó también que a Castarlenas nunca llegó la electricidad (una de las grandes razones de su abandono) y lo complicado del aprovisionamiento de agua, pues la fuente estaba muy alejada del pueblo. También me explicó que el pueblo llegó a tener hasta treinta y dos casas, aunque ya en los años sesenta solo permanecían habitadas una veintena de ellas. También me habló de la gran extensión de las tierras de Castarlenas, la gran mayoría dedicadas al olivo, motor de la economía del pueblo.
Castarlenas llegó a rebasar el centenar de habitantes en las primeras décadas del pasado siglo XX, en el año 1950 todavía censaba 87 habitantes.
El edificio más destacado es la iglesia parroquial de San Pedro Apóstol. Es un templo renacentista de mediados del siglo XVI. Es un edificio espectacular, gigantesco, se divisa a lo lejos desde bastantes kilómetros de distancia. Consta de una sola nave de dos pisos, capillas laterales y cabecera poligonal orientada al este.
De entre las viviendas, destacaban casa Guardia y casa Vidal; ésta última contaba con una capilla privada dedicada a San Mamés, de la que adjunto fotografía.


Fotografía 1; Castarlenas  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Iglesia parroquial  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Una de las calles (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Casa Guardia  (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Capilla de casa Vidal  (Cristian Laglera)


7 comentarios:

  1. Es bonito este pueblo, además por lo que veo te hizo buen día, qué suerte. Uff sin electricidad y sin agua, normal que tuviesen que abandonar (sin Tv, ni radio no hay quién viva :P)

    Las fotografías han salido muy bien, me gusta la 3º y creo que nunca había visto un silo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Mariola por visitar el Blog y dejarnos tus comentarios.

    Cristian.

    ResponderEliminar
  3. Otra visita que me apunto,veo que con turismo se llega bastante cerca del pueblo según dices.Tengo una foto de un silo,cuya boca es fotocopia de ése que muestras,igualico igualico.
    Muy interesante entrada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Riviere, pues si, con turismo llegaras casi hasta Castarlenas, incluso hasta el mismo pueblo si vas con un poco de cuidado, es un pueblo que merece la pena visitar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. A finales de verano subimos andando la mayor parte del camino, no es la primera vez, mi marido recuerda las vacaciones de su niñez junto a sus abuelos, a los que llamaban casa Rosa.
    Es una excursión muy tranquila y bonita vale la pena subir.
    saludos Fina

    ResponderEliminar
  6. De donde sacas el mapa? Es muy completo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la página del SITAR pero lo hice pidiendo los permisos correspondientes.
      Muchos de los despoblados no están puestos, los pongo yo a mano.
      Un saludo.

      Eliminar