2/4/11

NASARRE







Nasarre es el último de los pueblos deshabitados que me faltaba por visitar de la zona del Alto Alcanadre. Aunque creo que tiene acceso por pista desde Rodellar, escogí acercarme hasta Bara con turismo y desde allí tomar un sendero perfectamente señalizado por mojones de piedras que en 50 minutos (todo cuesta arriba) conduce sin pérdida hasta Nasarre. 
Nasarre fue un pueblo pequeño, durante el pasado siglo XX mantuvo un total de tres casas abiertas. Sus nombre son: Español, Laliena y Campo.
Actualmente las tres casas se encuentran arruinadas, aunque, a pesar de su lamentable estado merecen ser citadas sus portaladas, algunas de gran belleza. 
Además de la iglesia parroquial solo se mantienen en pie con cierta elegancia un par de bordas que están situadas en la parte más alta del núcleo; es lo primero que veremos a nuestra llegada si subimos desde Bara, como hice yo.
El edificio más interesante que encontramos en Nasarre es su parroquial. Estamos ante un templo de origen románico (s. XI), levantado bajo la advocación de San Andrés. Se encuentra aislado a unos 300 metros a oriente de las viviendas. Esta es una de las iglesias que tuvo la fortuna de ser restaurada en el año 1999 por el Gobierno de Aragón, luciendo actualmente un aspecto magnífico. Es un templo de nave única encabezada por ábside de tambor orientado, con decoración a base de arquillos ciegos y friso de baquetones estilo "serrablés." Centra el ábside un bello ventanal de medio punto de doble derrama. La torre es un añadido posterior, del siglo XVII. Solo por poder admirar un edificio de esta envergadura durante unos minutos ya merece la pena la visita, os lo aseguro


Fotografía 1; Llegada a Nasarre (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Casa Campo (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Iglesia de San Andrés (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Detalle del ábside (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Cabecera (Cristian Laglera)