21/8/11

SOLIVETA






Soliveta es uno de los pueblos deshabitados situados en la zona más oriental de La Ribagorza; pertenece al término municipal de Monesma y Cajigar.
Como diría mi buen amigo Antonio García Omedes; "Soliveta YA NO ES, FUE".  Llevo muchos años visitando despoblados y creo que en ningún otro sitio lo tuve tan complicado (con permiso de Raluy) para poder captar alguna imagen medio aprovechable. La vegetación ha devorado este lugar hasta tal extremo que se puede afirmar que Soliveta forma ya parte del bosque.
La segunda fotografía del reportaje pertenece a la espadaña de la iglesia San Pedro, templo románico que algunos expertos fechan a mediados del siglo XII. La vegetación hizo imposible acercarnos a menos de 10 metros de la iglesia. Sobre la iglesia, el propio García Omedes nos cuenta en su estupenda página web Románico Aragonés: "Al interior, el abandonado templo muestra su hechura de nave única segmentada en tres tramos. Cubre su nave con bóveda de medio cañón y remata al este por cilindro absidal cubierto con cuarto de esfera. Carece de presbiterio, articulando directamente la cabecera con la nave. La puerta de acceso, moderna, abre a los pies del muro sur."
Destacan también las ruinas de la escuela, fue el último edificio que se levantó en este lugar, de poco le sirvió pues al final corrió la misma suerte que el resto de las edificaciones.
Cuatro casas devoradas por la maleza y sus correspondientes edificios de apoyo completan este lugar.
Soliveta fue abandonado a finales de los años sesenta, llegó a censar un máximo de 50 habitantes en el año 1920.
Junto a la pista de acceso encontramos una ermita de estilo rural conocida como la ermita de casa Llera, aunque su verdadera advocación es a San José. Es una pequeña construcción de una nave rectangular y cabecera recta con espadaña sobre la puerta de acceso.
El acceso es por pista (todoterreno) que tomaremos 3 kilómetros después de rebasar Puente de Montañana, en dirección Aren, en el punto kilométrico 91 a nuestra izquierda. En total son 7 kilómetros de pista, antes de llegar a Soliveta (a nuestra derecha) veremos las ruinas del también abandonado lugar de Colls.


Fotografía 1; Soliveta (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Espadaña de la iglesia de San Pedro (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Cabecera (A. García Omedes)
Fotografía 4; Escuela de Soliveta (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Caseta de la luz  (Cristian Laglera)


22-08-13; A finales de Agosto de 2013 he vuelto a visitar Soliveta, esta vez sí, mejor equipado con unos guantes, unas tijeras y sobre todo mucha paciencia he conseguido entrar a la iglesia tras desbrozar la entrada. La mala noticia a sido ver el derrumbe de una parte de la cubierta del templo, concretamente la zona de los pies. Una pena.




Fotografía 6: Derrumbe de la cubierta (Cristian Laglera)



5 comentarios:

  1. Estoy contigo en que es desesperante el que despues de llegar a un despoblado con el esfuerzo que ello supone y encontrartelo totalmente devorado por la maleza y no poderlo ver minimamente en condiciones, pero por lo menos has dejado constancia tanto visual como escrita de que has estado en Soliveta y nos lo has podido mostrar y lo podemos conocer un poco más gracias a ti.
    Nunca he llegado a estar en este pueblo.
    Saludos pareja.

    ResponderEliminar
  2. Cristian Laglera22/8/11 23:39

    Hola Faustino; Pues si, por lo menos que quede constancia de que un dia existio un lugar llamado Soliveta, y que allí hubo gente que como nosotros trabajaba, reia, sufria...
    Y sobre todo que aunque ya solo queden escombros y muros en pie en este lugar que entre todos consigamos que no caiga en la caja del olvido para siempre...
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  3. Que triste resulta volver alos despoblados despues de haber pasado un tiempo, ver como las casa se desmoronan las iglesias se caen y la maleza lo invade todo.No por menos de esperado resulta menos descorazonador

    ResponderEliminar
  4. Que lastima. Buen trabajo.

    ResponderEliminar
  5. Este fin de semana, a mediados de febrero, estuve en Soliveta. Pude acceder con facilidad al interior del templo y también a la cabecera. Han debido limpiar la maleza.

    ResponderEliminar