6/12/11

OTÍN








Hoy he visitado junto con Miguel A. Barrutia el despoblado de Otín, magnífico. Estamos ante un pueblo de cierta importancia, lo confirman sus 11 casas, uno de los núcleos más grandes del valle.
Sus edificaciones están repartidas entre sus dos barrios, el barrio del barranco (el bajo) y el barrio alto. Actualmente pertenece al municipio de Bierge, y está situado en la vertiente derecha del barranco de Mascún.
En la parte mas alta tenemos situada la iglesia de San Juan Baustista. Probablemente fue construida sobre las ruinas de un templo anterior de origen románico, posteriormente, sufrió importantes reformas, las más importates durante los siglos XVI y XVII.
También en la parte alta destaca casa Cosme Bellosta, una impresionante casona en la que entre otras cosas no debemos dejar de ver sus bajos abovedados y una inscripción en una dovela de la portalada del año 1737. También en la parte alta resiste en pie la casa de Felix Mairal Bellosta (Casa Lujo), que fue la última en ser deshabitada.
En la parte baja de Otín, en el camino de Letosa, se sitúa la ermita de Nuestra Señora del Barranco. Es un modesto y sencillo templo de una sola nave de planta rectangular y cabecera recta.
En la parte baja encontramos un par de casas en "aceptable estado", al menos exteriormente, pero el aspecto del pueblo realmente es desolador. Gran parte de los tejados de las casas se han desplomado, si bien, todavía se puede entrar a alguna de las viviendas.
Otín fue deshabitado a mediados de la década de los sesenta.
El mejor acceso es desde Las Bellostas, previo paso por Letosa. Nosotros hemos accedido desde Bara pasando por el despoblado de Nasarre por un sendero GR. La senda está perfectamente marcada, hay muchas señales y es prácticamente imposible perderse, hay un buen trecho, aunque toda la subida está concentrada al principio, en el ascenso a Nasarre.

Fotografía 1; Llegada al barrio Bajo (Cristian Laglera)
Fotografía 2; La misma calle vista desde el otro lado (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Casa Cosme Bellosta (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Iglesia de San Juan Bautista (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Ermita de Nuestra Señora del Barranco  (Cristian Laglera)
Fotografía 6: Magnífica borda (Cristian Laglera)


22 comentarios:

  1. Muy bien Cristian !por fin!¿volvisteis po el mismo camino? menuda paliza de andar.Tambien se puede subir desde elRodellar hasta el dolmen de la Losa Mora y luego volver por La ciudadela camino precioso aunque hay tanmbie una buena subida

    ResponderEliminar
  2. Hola Blas;
    Pues si, volvimos por el mismo camino porque teniamos el coche en Bara. La verdad que son unos paisajes preciosos, aunque lo suyo hubiera sido continuar la ruta por Letosa y salir a Las Bellostas, pero como ahora anochece a las 17.30 hay que ir con cuidado. Salí de casa antes de las 7 de la mañana y regresé a las 16.30, no esta nada mal....
    A esto le llamo aprovechar un día festivo jejeje.

    ResponderEliminar
  3. Sólo decirte que me das mucha envidia. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Un abrazo Trimbo, y enorabuena por tu Blog, me siguo pasando a diario por el...
    Cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  5. Que barbaridad, como impresionan las primeras fotos. Tiene muy buena pinta este lugar.
    Me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  6. Faustino Calderón12/12/11 02:25

    Precioso lugar que ha tenido la desdicha de despoblarse por dos veces, en los años 60 por sus antiguos moradores y en los 90 por nuevos moradores que estuvieron viviendo unos años en el pueblo. El volumen del pueblo y lo apartado que se encuentra de cualquier punto civilizado le dan una aureola de pueblo magico y sorprendente.
    Siempre me ha encantado la sonoridad del nombre de este pueblo, con apenas cuatro letras suena a enigmatico y reservado.
    Muy buenas las fotografias, en especial la primera donde se ve lo que era el famoso Bar Manolo que en los años 90 supuso un alto en el camino para beber y comer a tantos senderistas y barranquistas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Hombre!!, por fin se pueden poner comentarios.

    ResponderEliminar
  8. En Otín pasé los mejores veranos de mi vida, cuando era guía de barrancos. Alli conocí a Manolo, el único habitante de Otín, que me lo presentó Carlos, un excelente barranquista. Allí pasé muchas noches, muchos días. Llegaba a Otín con mi Land Rover, en un duro viaje 4x4. Cuantos recuerdos, que lugar tan bonito y entrañable. En Otín tuve historias francamente conmovedoras y conocí a muchos franceses, y francesas y españolas, que todo hay decirlo y no me olvido de nada. En Otín haciamos paellas gigantescas, y pollos asados, y chuletadas...y nos poniamos mil copas, y poniamos musica y haciamos pan y pasteles. Mis alojamientos eran o junto a la hoguera o en la casa azul.
    Descendiamos el barranco de Otín, y el Raisín, y el Mascún. Haciamos excursiones hasta el dolmen de la Losa Mora, y llegabamos hasta la cabecera del Gorgas Negras, para su increible y duro descenso. Y muchas historias más, que si quereis vivirlas conmigo, todo es cuestión de ponernos de acuerdo y hacer una excursión, que me muero por volver con mi hija y enseñarle aquel lugar.
    Angel Fernández

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambien pasaba alli largas temporadas,angel,kizas no te acuetdes de nosotros,lurdes y margarit,yo me ponoa en el bar a haver tortillas y ensaladas mintras venian los franceses y intentabamos hablar y entendernos en otinense como decoa manolo....que tiempos akellos! Bajar barrancos escursiones varias, bañatnos en el.rio,seguro q alguna foto tuya tengo y con javi hijo de manolo q en alguna ocasion estaba por ahi y las cuerdas ivan por delante cuando bajabamos los rios.... tanto que esplicar.... tanto para recordar.... yo fiu von mis hojas con 3años para q conocieran a manolo el tioanolo como yo le llamaba....

      Eliminar
    2. fernando ferrer12/1/15 19:03

      hola manolo fernandez, soy un entusiasta practicante del 4x4, y aunque me queda bastante lejos de Valencia, me ha encendido las ganas de visitarlo. una cosa: odio andar, por lo que necesitaría que me dijeses si hay forma de llagar en 4x4 hasta allí. lacasa del tal manolo es sseductora, pero donde me gustaría fijar mi vivienda recuperándola seria en la de la ultima foto, la ermita supongo, con idea de modificarla, acondicionarla con calefacción, garage para el 4x4,, mi emisora de radioaficionado, y colaborar con la consejería de medio ambiente en la vigilancia del monte...... El único inconveniente es que tengo 70 años, y aunque en mi mediana edad, fui muy aventurero, y director de campamentos de Scouts, ahora sería una temeridad que conduciría a una segunda versión de manolo. Lástima, de verdad ,

      Eliminar
  9. Hola, yo vivía en Montcada, un pueblo de Barcelona, y el abuelo de mi vecino tuvo un bar allí que llevaba su nombre, bar Manolo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si señor, el famoso Bar Manolo de Otín.
      Por cierto, es el edificio de la primera fotografía.
      Muchas gracias por escribir.

      Eliminar
    2. Si, estas en lo cierto Manolo era de Moncada

      Eliminar
  10. Creo que el último habitante originario de Otín era Félix, un pastor que se quedó cuidando de las casas hasta que se puso enfermo. Entonces cogió algunos objetos de la Iglesia (càliz...) y los llevó a Huesca. donde murió. Esto fue a finales de los sesenta o principio de los setenta. Cuando lo visité, creo que hacia 1978, impresionaba ir por las casas, que aun tenian los muebles y arados y otras cosas tal cual las dejaron al marchar. Incluso habia algo escrito en la pizarra de la escuela. Daba la impresión de ser un pueblo del que habian huido. Entonces se subia desde Rodellar, atravesando varias veces por el barranco de Mascún.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu testimonio, interesantísimo.
      Bonito pueblo Otín, a día de hoy todavía se puede entrar en varias de las casas aunque están todas saqueadas.
      Un saludo.

      Eliminar
  11. Bonito pueblo Otín, y merece la pena ir hasta Nasarre, la Ermita de San Andrés se conserva en buen estado, aunque pasear por sus calles es más complicado que en Otín. Saludos

    ResponderEliminar
  12. Anónimo2/1/14 02:51

    ¿hay datos de porqué la gente dejó todo? Fue así tan raudamente? Es muy enigmático!!!. Mis bisabuelos vienieron de allí!!! Y de allí surgió mi apellido. Me encantaría reconstruir la historia de Clemente y Carmen con su hijo Benjazmin Valeriano y de Martín y sus aventuras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo entendido que la gente se fue de alli para emgrar a la capiyal ,eso al principio ,luego Manolo que lo dejo todo para ir a ermitar alli se murio a finales de los 90 deuna enfermedad respiratoria y fue cuando todo se quedo en ruinas, solo quedo es recuerdo

      Eliminar
  13. Mi familia y yo estuvimos ayer... Y a pesar de ver como las casa ya estan en bastante mal estado sobre todo en sus cubiertas, la senssción que transmite Otin es la que explicais algunos. Cuando llegamos, nosotros veniamos desde Rodellar pasando por la Losa mora, la primera casa que vimos, nos enamoró de tal manera que ya nos imaginabamos dejándolo todo y quedándonos ahí, partiendo de casi cero... Supongo que se fueron por la dureza de la vida, por la incomunicación, los debieron haber que aguantaron máz pero se rindieron al final a una evidencia... Y por lo que se refiere a llevarse o no sus cosas, al hacer y deshacer el camino que viene y va a Rodellar, uno entiende porque lo dejaron todo! Es una senda maltrecha para llevar bultos grandes... Por cierto, somos de un pueblo cercano a la Montcada del tal Manolo! Que coincidencia...

    ResponderEliminar
  14. fernando de valencia12/1/15 19:07

    hola. soy de nuevo Fernando Ferrer, de valencia, quisiera pediros a los que estais en este tema, ayuda de información, encaminada a la idea que si que pienso hacer de recorrer la ruta del romanico desde viella hacia Galicia, hasta donde pueda. gracias anticipadas a todos

    ResponderEliminar
  15. GRACIAS POR VUESTRO BLOG
    JOSE MARIA OTÍN GRASA

    ResponderEliminar
  16. tristeza, mucha tristeza, pero también comprensión ante el pueblo, abandonado, derruido, pero uno quiere lo mejor para sus hijos, y el lugar, aunque precioso y encantador, no reúne condiciones de progreso para las familias. un museo dedicado a todos los pueblos abandonados de Huesca en este lugar seria una buena opción que ayudaría a revitalizar esta zona, que se lo apunte la diputación de Huesca.

    ResponderEliminar