15/4/12

SASA DE SOBREPUERTO








Sasa es uno de los pueblos situados en la hoy vacía tierra de Sobrepuerto. Sus edificaciones se acomodan sobre un montículo entre el monte de Santa Marina y la corona de Cillas.

La primera cita documental en el que aparece citado data del año 1042. Hay  otro documento del año 1276 en el que Jaime I de Aragón dio al infante Pedro (futuro Pedro III) el lugar de Sasa.

Fue el pueblo más pequeño de Sobrepuerto; llegó a tener nueve casas abiertas. Sus nombres eran: Ramón, Juan Domingo, Mingué, Artero, Liborio, Lardiés, Constantina, Calliza y Acín.

En la primera mitad del siglo XX su población osciló entre los 50 y los 65 habitantes. Quedó deshabitado en octubre de 1965 cuando casa Ramón cerró sus puertas definitivamente.

El pueblo se distribuye en una calle única, muy larga, y un par de plazoletas. Por lo general las viviendas son de gran tamaño, construidas siguiendo el modelo tradicional de casa-patio. Destaca sobre el resto la mansión solariega de los Escartín (casa Ramón), precisamente la vivienda mejor conservada en la actualidad. También merece mención casa Mingué y la magnífica portada dovelada de casa Lardiés, milagrosamente en pie a pesar de haber sufrido algún intento de expolio.

Es llamativo que el pueblo no disponía de fuente, ya que cada casa contaba con su propio pozo de agua, alimentados por las aguas pluviales y las filtraciones del terreno. Hasta un total de 14 pozos había distribuidos por el pueblo.

La iglesia parroquial de La Ascensión del Señor se situaba en el extremo norte del núcleo. Hablamos de ella en pasado pues la torre se desplomó hace un par de décadas sobre la nave y redujo el edificio a un montón de escombros. Se trataba de un edificio de origen románico, de nave única, con dos capillas laterales y ábside semicircular orientado al este. Algunos expertos llevan su cronología hasta el siglo XI.

Las fiestas mayores de Sasa de Sobrepuerto se celebraban el día 31 de agosto en honor a San Ramón. Las fiestas pequeñas eran el 20 de julio, para Santa Marina.
                         
Otro día importante marcado en el calendario era el 25 de abril, día de la romería a la ermita de San Marcos, situada unos tres kilómetros al sur de Sasa. Acudían hasta esta ermita los vecinos de Cillas, Cortillas, y por supuesto los de Sasa de Sobrepuerto.

La manera más sencilla de llegar a Sasa es desde Bergua. Allí nace una pista de algo más de seis kilómetros, solo aptos para vehículo todoterreno, que nos conducirá hasta el despoblado. Hay otra pista, más larga y compleja, que parte desde la localidad de Yebra de Basa y llega a Sasa pasando por la ermita de Santa Orosia. De todas formas, la opción más recomendable es hacerlo a pie, especialmente desde Bergua, caminata que no nos llevará más de una hora y media. 


Artículo publicado en El Cruzado Aragonés (mayo 2019).


Fotografía 1; Casa Ramón (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Casa Mingué (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Hermoso pozo (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Casa Lardiés, con la portalada todavía en pie   (Cristian Laglera)
Fotografía 5; La iglesia en el año 1988  (José María Establés)