9/9/12

ESPIERLO






Espierlo es una pequeña aldea abandonada situada en lo alto de un risco entre las poblaciones de Campodarbe y Boltaña. Las vistas desde este lugar son envidiables, merece la pena subir y dedicar un buen rato de nuestro tiempo a la contemplación.
Espierlo mantuvo dos viviendas abiertas durante el pasado siglo XX, censando un máximo de 21 habitantes en el año 1920. 
Destaca una de las dos viviendas, principalmente por sus grandes dimensiones. En la segunda casa (la más pequeña), merece mención su preciosa chimenea troncocónica, posiblemente es una de las más bellas de todo Sobrarbe.
Un poco aislada hacía el oeste se encuentra la iglesia de San Martín (s. XVII). Es un templo de una sola nave culminado en testero plano, con una pequeña espadaña mutilada en todo lo alto. Se accede al interior por un bonito pórtico de medio cañón abierto en el costado sur.
Completan el lugar unas cuantas bordas, pajares y corrales, situados a escasa distancia de las viviendas.
Recientemente la asociación de amigos de caminos tradicionales de Sobrarbe ha recuperado el viejo camino de Boltaña – Espierlo – Campodarbe. También podemos llegar por medio de una pista (cerrada con cadena) de algo más de un kilómetro, pista que tomaremos desde la carretera de Campodarbe a Boltaña, ya cerca de esta segunda población. 

Fotografía 1; Llegada a Espierlo (Marina González)
Fotografía 2; Una de las dos viviendas  (Marina González)
Fotografía 3; Magnífica chimenea  (Marina González)
Fotografía 4; Iglesia de San Martín  (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Cabecera  (Cristian Laglera)


3 comentarios:

  1. Faustino Calderón9/9/12 21:25

    Totalmente de acuerdo, lo mejor de este lugar son las impresionantes vistas que desde alli se divisa, la omnipresente Peña Montañesa en lontananza.
    Lugar para sentarse en un peñasco y dejar pasar el tiempo, empapandonos de la tranquilidad que alli se respira.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/9/12 23:10

    Gran reportaje y preciosas fotografías, me ha encantado.

    ResponderEliminar
  3. Un hermoso lugar, hermoso de verdad, desde allí, sentados con un buen bocadillo de tortilla, se podrían ver las brujas por la Peña Montañesa.

    ResponderEliminar