13/10/13

OBÍS







Obís es otro de los pueblos deshabitados de Ribagorza; pertenece al municipio de Arén. Sus edificaciones se levantan bellamente alineadas sobre un espolón en las faldas de la Sierra de Sis.
La mayoría de sus 10 viviendas se levantan sobre una única calle, larga y estrecha, que desemboca en la iglesia parroquial.
En nuestra visita (junio 2013) el pueblo estaba habitado por media docena de neorrurales; habían desmalezado la calle principal, cultivado algún huerto y habitado una de las casas.
El pequeño edificio de la escuela también se encuentra en pie; fue utilizada por un pastor de la zona para pernoctar hasta hace una década, de allí su aceptable estado.
La iglesia románica de San Juan fue su edificio más destacado; está situada al sur. Actualmente se halla devastada, podemos pasar a escasos metros de ella y pasar totalmente desapercibida. Antonio García Omedes, nos cuenta en su Web Románico Aragonés sobre este templo: “Fue templo de nave única, orientado y sometido con el paso del tiempo a numerosas modificaciones. Quedan del original su cabecera y parte de sus muros. Con posterioridad se añadieron capillas laterales. Al interior sendas capillas laterales, gótica y grande la norte. En alguna de las reformas se levantó un muro ante el cilindro absidal a modo de cabecera plana, generando un espacio tras él que se aprovechó como sacristía. En ella se aprecia la bóveda absidal conformada a base de buenos sillares”.
En sus años de máximo esplendor, a comienzos del pasado siglo XX, Obís llegó a sobrepasar la centena de habitantes; finalmente quedó deshabitado a mediados de la década de los setenta. Sin duda, lo complicado de su ubicación en una zona muy aislada que padecía los rigores de un clima adverso, especialmente los inviernos, fueron claves en la despoblación del núcleo.
Por si hay algún interesado en visitar el pueblo, el acceso se realiza por medio de una pista (en mal estado) de 4.3 kilómetros que tiene su inicio en la localidad de Betesa, previo paso por el también despoblado lugar de Santa Eulalia. Es necesario un buen todoterreno. A pie desde Betesa, una hora y media.


Fotografía 1; Obís  (José Ramón Garreta)
Fotografía 2; Casa Farré (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Otra de las viviendas (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Ábside de la iglesia en la actualidad  (Cristian Laglera)
Fotografía 5; La iglesia en la década de los setenta (Arxiu Gavín)