27/10/13

SAN VELIÁN







Ubicado sobre un altozano junto al barranco de Sieste y bajo la atenta mirada de Morcat encontramos la diminuta aldea de San Velián. 

Dos viviendas y sus correspondientes edificios auxiliares conforman el núcleo. Cada una de las casas se sitúa en uno de los extremos de la elevación sobre la que se ubica San Velián. La casa mas grande, Broto, se encuentra en aceptable estado, aunque parece que no hay nadie habitándola de forma regular; de todas formas parece que recibe visitas esporádicas. La otra vivienda, que también es muy amplia, lleva años arruinándose en soledad.

Casa Broto cuenta con una capilla dedicada a La Virgen del Carmen. Presenta pequeña salita rectangular con cabecera de testero plano orientada al este. Se accede al interior por puerta de hermosas dovelas situada en el lado de la epístola. 

Destacar también una de las bordas que se encuentra situada en un extremo de la era de la casa más grande, actualmente es utilizada como almacén de cacharros. Junto a la borda, se ha construido una mesa y dos bancos de piedra que sirven como perfecto merendero para los visitantes. En enero de 2019 Carlos Sanromán me envió fotografías del hundimiento de su cubierta.

El acceso hasta San Velián lo realizaremos por una mala pista de tierra que tiene su inicio en las inmediaciones de la localidad de Sieste. A pie, alrededor de una hora y media.


Fotografía 1; Llegada a San Velián (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Magnífica vivienda  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Segunda de las viviendas  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Ermita de San Velián  (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Crucero  (Cristian Laglera)