17/5/18

LA CUADRA BLASCO







El reportaje que estás a punto de leer está dedicado a un pequeño despoblado posiblemente de los más recónditos y aislados de toda la provincia de Huesca.
La casa de los Blasco (o la cuadra Blasco) se localiza en lo alto de la sierra de La Carrodilla -término municipal de Olvena- dentro de los límites de la comarca del Somontano de Barbastro.
La Cuadra Blasco fue antaño un lugar importante; lo fue al menos hasta las primeras décadas del pasado siglo XX. Era aquí donde se reunían los terratenientes de los núcleos limítrofes para pactar el precio de los productos agrícolas antes de recolectarlos.
El conjunto está compuesto por una vivienda de dos plantas y una ermitita dedicada a San Andrés.
La vivienda se encuentra en estado de ruina absoluto. Lo más destacado es su elegante puerta de acceso adintelada.
También merece mención la amplia era situada frente a la vivienda con un espectacular roble que, al igual que la vivienda, conoció tiempos mejores, ya qu ese halla pardido en dos.
La ruinosa ermita de San Andrés se sitúa unos metros por debajo de la vivienda, aunque, apenas se ve. Se trata de un edificio de nave única y rectangular rematada en cabecera plana. Un arco diafragma segmenta la nave en dos tramos, que por cierto, está a punto de ceder. Se construyó con aparejo de sillarejo y abundante argamasa, y algunas piedras sillares reforzando las esquinas. La puerta de acceso es en arco de medio punto de siete dovelas.
El acceso más sencillo lo realizaremos por medio de una pista de tierra que tomaremos desde la ribagorzana localidad de Aguinaliu. Llegar hasta la Cuadra Blasco no es sencillo, pues hay varias bifurcaciones y algunos tramos confusos.


Fotografía 1; La Cuadra Blasco  (Cristian Laglera)
Fotografía 2; Puerta de acceso  (Cristian Laglera)
Fotografía 3; Ermita de San Andrés  (Cristian Laglera)
Fotografía 4; Interior de la ermita  (Cristian Laglera)
Fotografía 5; Enorme roble  (Cristian Laglera)